Los niños obsesionados con los dinosaurios son más inteligentes
Pixabay
Los niños obsesionados con los dinosaurios son más inteligentes
Pixabay

Los niños obsesionados con los dinosaurios son más inteligentes

En algunos casos ese interés no se extingue y sigue al niño durante gran parte de su vida.

(NOTICIAS YA).-Los niños obsesionados con los dinosaurios son más inteligentes que los que no lo son, así lo afirma un estudio.

De acuerdo con el sitio web Distractify, un tercio de los niños desarrollan uno de estos intensos intereses a lo largo de su vida, ya sea dinosaurios, astronomía u otra cosa. Esa obsesión tiende a aclararse entre los 2 y 6 años de edad, eventualmente desapareciendo.

Pero en algunos casos, ese interés no se extingue durante la infancia y sigue al niño durante gran parte de su vida.

Este increíble conocimiento que los niños tienen de ciertos temas se denomina “intereses intensos” en el mundo de la psicología.

LEE: Niños salvaron al conductor del autobús que sufrió un derrame cerebral

Un estudio realizado en las universidades de Indiana y Wisconsin descubrió que los niños que desarrollan un interés intenso mejoran más adelante en la vida, señaló la fuente.

Joyce M. Alexander, de la Universidad de Indiana, y su equipo encontraron que este tipo de interés, especialmente aquellos que exigen un dominio conceptual, tiene muchos beneficios:

  • Mejora la perseverancia, mejora la atención y mejora las habilidades del pensamiento complejo como el procesamiento de información
  • Las habilidades lingüísticas y que es un buen indicador de alta comprensión.
  • Los psicólogos explican que las formas en que los niños estudian los dinosaurios les ayudan a idear estrategias para enfrentar nuevas situaciones y problemas a lo largo de sus vidas.

LEE: La vacuna MMR no causa ni eleva riesgo de autismo, confirma otro estudio

La Universidad de Yake y la Universidad de Virginia también encontraron que, las obsesiones con los dinosaurios o la astronomía se desarrollan durante el primer año de vida, sin que los padres los hayan alentado, agregó la fuente.

Dicha investigación también encontró que las obsesiones usualmente duran entre seis meses y tres años.

Solo el 20 por ciento de los niños obsesionados con una temática, siguen apasionados por lo mismo que estaban obsesionados cuando eran niños después de ingresar a la escuela.

LEE: Son médicos y su hijo murió de influenza días antes de ser vacunado

Expertos recomiendan, a cualquier padre que quiera mantener vivo el interés de su hijo, enseñarles mucha información sobre el tema de su interés.







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui