Normas para el cultivo de marihuana en Denver
Foto: Archivo
Normas para el cultivo de marihuana en Denver
Foto: Archivo

Aumentan hospitalizaciones por misterioso síndrome por uso de cannabis

(NOTICIAS YA).-  Cinco años después de su legalización en Colorado, un nuevo estudio muestra que los efectos negativos de la marihuana están enviando cada vez más personas a salas de emergencia.

VIDEO: Marihuana, ¿planta bendita o maldita?

Varios estudios de la hierba han encontrado que es un tratamiento efectivo para las náuseas y diferentes tipos de dolor.  Sin embargo, cuando se trata de uso recreativo el problema puede ser más grande, ya que los estudios han demostrados que los usuarios regulares pueden desarrollar problemas cognitivos y de comportamiento y un mayor riesgo de ansiedad y depresión.

En Colorado, registros de salud indican que cerca de 10,000 pacientes fueron ingresados a una sala de emergencia de un solo hospital entre el 2012 y el 2016.  De las 10 mil vistas, 2,567 están relacionadas con la marihuana y 238 con la marihuana comestible.

El principal factor de ingreso es el síndrome de hiperémesis cannabinoide (CHS por sus siglas en ingles).  Los investigadores dicen que la razón del creciente número de visitas al hospital se debe a que las personas consumen marihuana en exceso.

LEE: Advertencia, venden paquetes de “gummy bears” de marihuana

Los investigadores también encontraron que problemas estomacales son la causa principal de todas las visitas a la sala de emergencia por la marihuana.  Los fumadores de marihuana son más propensos a tener problemas gastrointestinales.

CHS es una condición poco comprendida e incluso se cree que es rara, pero los investigadores dicen que actualmente es más común de lo que se cree. Es una condición que se ve cada semana en la sala de emergencias en estados donde el cannabis recreacional es legal.

Se cree que el CHS es causado por el consumo crónico de cannabis. Los síntomas incluyen nauseas, vómitos y dolor abdominal.  Más de 90% de los usuarios de la marihuana que experimentan los síntomas, también tiene la compulsión de bañarse en agua caliente.

CHS ocurre de forma episódica o cíclica, lo que significa que los síntomas ocurren, luego se resuelven y luego vuelven a aparecer.  Los expertos recomiendan a los pacientes que dejen de consumir marihuana para evitar que los síntomas regresen.

LEE: Ahora podrás comprar productos de cannabis en CVS

El Dr. Andrew Monte de la Facultad de Medicina de la Universidad de Colorado, autor principal del estudio, señaló que las únicas muertes en Colorado atribuidas definitivamente al cannabis eran los comestibles.

Algunos problemas con los comestibles pueden deberse al hecho de que el ingrediente psicoactivo del cannabis se absorbe más lentamente cuando se consume.  Los comestibles pueden volverse más peligrosos si las personas usan demasiado porque las personas no sienten los efectos de inmediato.

El cuerpo también toma más tiempo para eliminar el químico en forma comestible.

Monte agregó que la mayoría de las personas consumen marihuana de manera segura, pero una mayor disponibilidad y concentraciones mas altas podrían provocar más reacciones adversas, según AP.

Monte cree que los comestibles son demasiado peligrosos para ser parte del mercado recreativo, y que podrían ser mejores para uso médico.

LEE: Universidad estudia el uso de cannabis para tratar trastorno nerviosos

Actualmente, la marihuana recreacional es legal en 11 estados de los Estados Unidos, mientras que en más de 30 puede ser utilizada con fines médicos.

VIDEO RELACIONADO:







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui