niño
Pixabay
niño
Pixabay

Declaran culpable a madre que dejó a su hijo de 3 años morir de hambre

La mujer, junto con su esposo, es acusada de la muerte de su hijo y de esconder su cuerpo en un baúl de juguetes

(NOTICIAS YA).- Una madre de Arizona ha sido declarada culpable de matar de hambre a su hijo de 3 años y luego esconder su pequeño cuerpo en un baúl de juguetes; el crimen lo cometió en complicidad de su esposo y padre del niño.

Raquel Barreras, de 44 años, de Tuscon, fue declarada culpable el viernes de los cargos de asesinato en primer grado y abuso infantil, según informó KGUN-TV, medio citado por Fox News.

LEE: Niña de 5 años desaparece en Houston; padrastro dice que la secuestraron

Durante el juicio, los fiscales detallaron que la mujer y su esposo, Martín, mataron de hambre a su hijo Román y no permitieron que nadie lo alimentara.

La madre se declaró culpable del crimen, mientras su abogado alegó que ella era una dependiente de las drogas al tiempo en que estaba luchando contra una crisis financiera.

A pesar de la declaratoria de culpabilidad, la defensa de la mujer insistió en que ella no asesinó a su hijo y que el niño estaba “medicamente comprometido”, según detalla el medio The Mirror.

La pareja fue arrestada en Tucson en marzo de 2014, luego de que los restos de su hijo fueron encontrados en un baúl de juguetes de plástico en el patio trasero de la casa en donde vivían en familia.

VIDEO: Mujer es condenada a muerte por matar de hambre a su hijastra

El cuerpo del niño fue descubierto por el propietario de la casa, que estaba limpiando mientras la pareja estaba en el proceso de mudanza, según el reporte de la policía.

Las autoridades creen que Román murió en algún momento entre la primavera de 2013 y enero de 2014. La autopsia reveló que murió por inanición, una privación grave y a largo plazo de comida,  y abandono.

El matrimonio tiene otros cuatro hijos en común.

En 2014, las autoridades dijeron que sus tres hijos más pequeños, que eran menores de edad, fueron entregados a los Servicios de Protección Infantil (CPS). Ninguno de ellos parecía tener signos de abuso, pero no asistían regularmente a clases.

LEE: Casi mata de hambre a sus hijos, solo les daba excremento de perros

Roberto Villasenor, jefe de la policía de Tucson, dijo que la familia había tenido contacto previo con el CPS y que la agencia se había llevado a los niños antes, pero se los devolvió a los padres.

Fue en julio de 2010, tras el nacimiento de Román, que los niños fueron retirados del hogar, debido a la exposición de drogas. Sin embargo, un año después fueron regresados a su padre, quien también es acusado de asesinato en primer grado.

VIDEO RELACIONADO: 







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui