No lo atendieron pensando que era obeso, en realidad estaba embarazado
Archivo
No lo atendieron pensando que era obeso, en realidad estaba embarazado
Archivo

No lo atendieron pensando que era obeso, en realidad estaba embarazado

El hombre transgénero en realidad estaba en trabajo de parto, pero al creerlo imposible le negaron una atención oportuna y el bebé murió

(NOTICIAS YA).- Un hombre transgénero llegó a un hospital con fuertes dolores abdominales sin imaginar que estaba en trabajo de parto. Lejos de evaluar sus síntomas, una enfermera solo lo catalogó como obeso y le negó una atención oportuna, provocando la muerte del bebé.

El caso ha sido expuesto por el New England Journal of Medicine en su edición de este miércoles para destacar el peligro en que se etiqueta o hace suposiciones en una sociedad que cada vez se enfrenta más a las variaciones de género.

LEE: Mujer transgénero de Albuquerque acusada de matar bebé en Texas

“El punto no es lo que le pasó a este individuo en particular, pero este es un ejemplo de lo que le sucede a las personas transgénero que interactúan con el sistema de atención médica”, dijo Ann Arbor,  autora principal y Dra. Daphna Stroumsa de la Universidad de Michigan.

La doctora explicó que él estaba correctamente clasificado como un hombre en sus registros médicos, pero que esa clasificación impidió considerar sus necesidades médicas reales. Los hombres transgénero, que se consideran mujeres al nacer pero se identifican como hombres, pueden o no usar hormonas o tener o no tener alteraciones quirúrgicas.

El paciente, de 32 años y que no fue identificado, le dijo a la enfermera que era transgénero cuando llegó a la sala de emergencia con el dolor abdominal, mencionó que no había tenido periodo durante años y que había estado tomando testosterona, una hormona masculina.

LEE: Hombre transgénero de Virginia continúa lucha por uso de baño

Él también explicó que dejó de tomar tanto la hormona como su medicamento para la presión arterial debido a que perdió el seguro médico. Además, le dijo que una prueba de embarazo le había dado positiva y que en ese momento sintió que se había “orinado”, lo que pudo ser la ruptura de la fuente.

Sin embargo, la enfermera consideró que estaba estable, por lo que lo catalogó como un caso no urgente.

Horas después, un médico lo evaluó y confirmó el embarazo. Le realizaron una ecografía y no detectaron latidos cardiacos en el bebé, luego se dieron cuenta de que había problemas con el cordón umbilical.

Poco después de ser ingresado al quirófano para una cesaría de emergencia, el bebé nació muerto.

La doctora destaca que si hubiese sido una mujer quien presentaba síntomas similares, inmediatamente se le habría evaluado para detectar problemas relacionados con el embarazo.

LEE: Dan cadena perpetua a transgénero que violó a compañeras en prisión

Aunque el caso es horrible, “no es terriblemente sorprendente”, para Gillian Branstetter, portavoz de un grupo de defensa, el Centro Nacional para la Igualdad de los Transgéneros en Washington.

A menudo, las personas transgénero se enfrentan a problemas en el sistema de salud para recibir atención médica adecuada a su género, destaca la AP.







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui