Papa Francisco comparó el aborto con contratar a un asesino a sueldo
(Photo by Franco Origlia/Getty Images)
Papa Francisco comparó el aborto con contratar a un asesino a sueldo
(Photo by Franco Origlia/Getty Images)

Papa Francisco comparó el aborto con contratar a un asesino a sueldo

(NOTICIAS YA).- Este sábado 26 de mayo, el Papa Francisco declaró que el aborto jamás debe ser condonado, ni siquiera en los casos en los que el feto padece de una enfermedad mortal que amenaza la viabilidad del embarazo.

LEE: Exasesor del papa Francisco irá 6 años a prisión por abusar de menores

A pesar de no tener ningún entrenamiento médico, la autoridad religiosa pidió a los doctores y sacerdotes a que motiven a las mujeres que a se sometan a embarazos poco viables y peligrosos, a pesar de que en esos casos las probabilidades de dar a luz a un bebé muerto son muy altas.

Durante la conferencia antiaborto patrocinada por el Vaticano, el Papa Francisco dijo que la oposición al aborto no es una religiosa, sino una humana. Sin embargo, la mayoría de los que apoyan esta postura lo hacen con argumentos religiosos; mientras que numerosas organizaciones de derechos humanos y reproductivos con base en la ciencia, se han pronunciado a favor de la libre elección.

“¿Es legal tirar una vida para resolver el problema?”, preguntó el religioso de 83 años, quien después comparó el procedimiento con contratar a un asesino a sueldo.

LEE: ¿Por qué el Papa Francisco no se dejó besar la mano?

De la misma forma, el Papa condenó la decisión de las mujeres de practicarse un aborto con base en exámenes prenatales, diciendo que un ser humano “nunca es incompatible con la vida”. Aunque no queda claro cuáles son sus argumentos científicos para realizar tal aseveración médica.

El Papa continuó diciendo que a pesar de que el bebé esté destinado al morir al momento de su nacimiento o poco después, el feto tiene derecho a recibir atención médica en el vientre.

Sus comentarios llegan en medio de un movimiento liderado por el partido republicano en EE.UU., que busca prohibir de manera definitiva el aborto en diferentes Estados del país. Y a pesar de que el Papa asegura que no se trata de una influencia religiosa, el 15 de mayo la gobernadora de Alabama, Kay Ivey, firmó una restrictiva ley antiaborto que lo prohíbe incluso en casos de violación, incesto o embarazo infantil, con el argumento religioso de que “cada vida es un regalo sagrado de Dios”.

LEE: Papa Francisco pide a peluqueros que eviten tentación del “chismorreo”







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui