Casi muere por bacterias comecarne que contrajo por arañazo de su gato
Flickr
Casi muere por bacterias comecarne que contrajo por arañazo de su gato
Flickr

Casi muere por bacterias comecarne que contrajo por arañazo de su gato

La paciente fue sometida a una cirugía de emergencia.

(NOTICIAS YA).-Una mujer británica estuvo al borde de la muerte luego de que un rasguño de su gato le causara una terrible infección. 

De acuerdo con información de FOX NEWS, Shirley Hair de 65 años, intentó levantar a su gato siamés “Chan” para abrazarlo cuando éste la rasguñó el brazo derecho.

LEE: Esta es la peligrosa enfermedad del “arañazo de gato”

“El rasguño fue bastante profundo, pero no pensé mucho en eso hasta que comencé a tener síntomas parecidos a la gripe y perdí totalmente el apetito”, dijo al medio local South West News Service (SWNS).

Un médico vino a verme y me recetó antibióticos, pero después de unos días me sentía peor que nunca”.

Poco después, el brazo de Shirley comenzó a hincharse y tornarse rojizo. La mujer terminó en urgencias  al Hospital Southmead en Bristol.

Los médicos dijeron que contrajo bacterias carnívoras y fue diagnosticada con sepsis, shock séptico, insuficiencia orgánica, neumonía y fascitis necrotizante.

LEE: La flor de Nochebuena y otras plantas tóxicas para los gatos

La paciente fue sometida a una cirugía de emergencia.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la fascitis necrotizante es una infección bacteriana rara que se propaga rápidamente por todo el cuerpo y es potencialmente mortal.

Estas bacterias entran a través de una herida en la piel, como cortes y raspones, quemaduras, picaduras de insectos, heridas punzantes o heridas quirúrgicas.

Los CDC recomiendan acudir al médico de inmediato si presentas un área roja e inflamada de la piel, dolor intenso más allá del área de la piel infectada y fiebre.

LEE: Gato gordo conquista al Internet con su conmovedora rutina de ejercicios

Los síntomas posteriores de la infección pueden incluir: úlceras, ampollas o manchas negras en la piel, cambios en el color de la piel, pus o exudación, mareos, fatiga, diarrea o náuseas.

Es un padecimiento grave que puede causar pérdida de extremidades. Incluso con un tratamiento rápido, hasta uno de cada tres pacientes diagnosticados muere por la infección, según los CDC.

Shirley salió del hospital semanas después y tiene suerte de estar viva, dijeron los médicos.

Video relacionado







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui