Empleada se adueñó de la casa de su patrona luego de que murió por COVID
Thinstock
Empleada se adueñó de la casa de su patrona luego de que murió por COVID
Thinstock

Empleada se adueñó de la casa de su patrona luego de que murió por COVID

La mujer no notificó a la familia, cremó el cuerpo de la abuelita y se mudó a su casa

(NOTICIAS YA).- Una abuelita murió en España, supuestamente por COVID-19, sin que su familia se enterara hasta que descubrieron que la empleada doméstica se quedó con su casa y mandó cremar el cuerpo. 

Las autoridades españolas están investigando el misterio que envuelve la muerte de la mujer y la toma de decisiones que realizó su empleada doméstica, identificada como Rosa. 

LEE: Aunque tenían coronavirus, estudiantes organizan fiesta en casa

Rosa, de nacionalidad peruana, trabajaba en la casa de la señora Pilar, de 75 años, desde febrero y tan solo dos horas al día, el tiempo que demoraba en hacer las labores domésticas, según detalla Radio Fórmula con información de El Mundo

A pesar de solo ser una empleada doméstica, Rosa tomó la decisión de cremar el cuerpo de Pilar, sin notificarle a la familia, luego de llegar a la casa y supuestamente encontrarla muerta. 

La empleada declaró ante la policía que Pilar no tenía familia. 

Aprovechándose de la situación, la mujer tomó posesión de la casa, se mudó ahí, cambió los recibos de agua y luz a su nombre.

VIDEO: Policías se meten al mar para arrestar a surfista con coronavirus

Peor aún, la mujer también puso a su nombre las pólizas de seguro de vida de la señora Pilar, algo que habría ocurrido cuando la anciana aún estaba con vida. 

Las hijas de la mujer no solo se enteraron repentinamente de que su madre había muerto, sino que no pudieron ver su cuerpo ni volver a entrar a su casa. 

Rosana, hija de Pilar, también luchó contra la coronavirus y estuvo hospitalizada 30 días, en ese lapso fue que su madre supuestamente enfermó y murió. 

Sin embargo, no se enteraron de la muerte de su madre hasta que ya estaba incinerada.

LEE: Trump admite que ocultó la seriedad del coronavirus

Rosana no cree que su madre haya muerto a causa de COVID-19 y asegura que hay indicios de que la empleada doméstica le hizo algo, pero no se puede comprobar con una autopsia. 

La familia espera que las autoridades puedan hacer algo al respecto, tanto para confirmar la causa de muerte de su madre como para recuperar la propiedad de la que se apropió la empleada. 







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui