El condado de San Diego podria enfrentar una nueva ola de cierres
El condado de San Diego podria enfrentar una nueva ola de cierres

El condado de San Diego podria enfrentar una nueva ola de cierres

(NOTICIAS YA).- Hacerse la prueba del coronavirus es ahora un requisito para estudiantes de la Universidad Estatal de San Diego (SDSU) que viven en dormitorios.

“Yo estoy escuchando que todas estas personas que yo conozco se están contagiando y como tardan dos semanas en enseñar síntomas como va a saber uno,” dijo Mario García quien vive en los dormitorios de SDSU. “Yo por eso lo hice porque no quiero estar pendiente de si lo tengo o no y si voy a regresar con mi familia no los quiero contagiar.”

Desde el 24 de agosto, la cifra de contagios en SDSU subió a 722 casos positivos de coronavirus. La universidad lanzó una serie de medidas como contratación de guardias de seguridad, campañas educativas y un programa de pruebas gratuitas.

“Hubieran tomado acción más pronto ya se está haciendo muy tarde, ya se están contagiando todos,” dijo García.

El condado de San Diego está jaque ya que la métrica para permanecer en la fase roja dentro de la escala establecida por el gobierno estatal es que la tasa de contagios no puede pasar de siete casos por cada 100 mil habitantes. Ahorita hay 7.9 casos por cada 100 mil habitantes.

La Dra. Wilma Wooten directora de la Agencia de la Salud del Condado de San Diego dijo que si seguimos asi una semana mas podriamos pasar a la fase morada donde salones de belleza, gimnasios y restaurantes no podrian ofrecer sus servicios en interiores. 

Los supervisores del condado de San Diego redactaron una carta en la que piden al gobierno estatal excluir las cifras de contagios de SDSU ya que solo hay unos siete casos ligados a interacciones con estudiantes de SDSU.

El supervisor Greg Cox argumentó que el sistema hospitalario no se ha visto afectado por los estudiantes de SDSU ya que solo un alumno fue hospitalizado.

La respuesta del gobernador Gavin Newsom a esa petición fue un “no” rotundo.

El gobernador dijo que esas cifras tienen que contarse ya que los alumnos forman parte de la comunidad y no se les puede tratar como si vivieran en una isla.

La incertidumbre pone en apuros a restaurantes como “Ponce’s” en Kensington que se adaptan a los cambios constantes.

“Nuevas medidas de seguridad, control de temperaturas, áreas para lavarnos las manos, áreas de gel antibacterial, solo reservaciones,” explicó Stephanie Plascencia quien trabaja en el restaurante “Ponce’s.”

Nuevos cierres según los Gobiernos Asociados de San Diego implicarían una pérdida de $15 a $20 mil millones de dólares en el producto interno bruto de la región y el 30% de los 8,000 restaurantes en el condado podrían cerrar sus puertas.

“Algo desafortunado porque para los que trabajamos en el servicio de comida porque vivimos de las propinas no solo el cheque entonces un cierre sería que nuestras finanzas volverían a cambiar,” añadió Plascencia. 

Supervisores del condado de San Diego tendrán una junta a puerta cerrada el jueves para evaluar cuales son sus opciones ante una nueva ola de cierres. Mientras tanto, autoridades de la salud monitorearán de cerca las cifras de contagios ya que el martes se decidirá si San Diego se queda en la fase roja o pasa a la fase morada.







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui