Muerte de Ruth Bader Ginsburg desata una feroz batalla en Washington
Alex Wong/Getty Images
Muerte de Ruth Bader Ginsburg desata una feroz batalla en Washington
Alex Wong/Getty Images

Muerte de Ruth Bader Ginsburg desata una feroz batalla en Washington

Trump dijo que anunciará su nominación a la Corte Suprema el viernes o sábado. Ya sabemos que es una mujer.

(POLÍTICA YA). – La muerte de Ruth Bader Ginsburg no solo provocó un duelo nacional por la pérdida de una gigante defensora de los derechos civiles, sino que desató una feroz batalla en Washington sobre quién deberá ocupar su puesto como jueza de la Corte Suprema.

FALLECE RUTH BADER GINSBURG, JUEZA DE LA CORTE SUPREMA

El presidente Donald Trump sostuvo que el reemplazo de la legendaria jueza liberal, que murió el viernes de cáncer de páncreas metastásico a la edad de 87 años, debería ocurrir rápidamente.

“Ganamos las elecciones y las elecciones tienen consecuencias”, dijo Trump este lunes en Fox News. “Tenemos un montón de tiempo”.

Cuando apenas faltan 43 días para las elecciones presidenciales, el debate sobre la sustitución de Bader Ginsburg se centra sobre si los republicanos deben confirmar una nominación en el Senado cuando las votaciones están tan cercas.

EN UNA SEMANA

Trump agitó el pleito al decir que anunciará a una mujer como candidata al puesto a más tardar el próximo sábado con el fin de que sea confirmada antes de los comicios.

El presidente y los republicanos del Senado pasaron el fin de semana desplegando un agresivo juego de poder para tratar de solidificar una mayoría conservadora generacional e inexpugnable en el más alto tribunal de la nación.

Mientras tanto, los demócratas se han estado movilizando para maximizar lo que ven como posibles beneficios de la lucha por la nominación para la campaña de Joe Biden, y para evitar que el presidente use la lucha de confirmación repentina para desviar la atención de su desastrosa mala gestión de la emergencia del coronavirus.

La confrontación se está calentando con algunos votantes que ya participan en la votación anticipada y en ausencia, y solo una semana antes del primer debate presidencial entre Trump y Biden en Ohio.

Biden acusó a Trump y a los republicanos de “abuso de poder”, y específicamente de hipocresía a Mitch McConnell, el líder de la mayoría republicana del Senado, después de que bloqueó a Merrick Garland, la elección de Barack Obama para la corte en 2016, también en un año de elecciones.

“Mire, no estoy siendo ingenuo”, dijo el exvicepresidente. “No estoy hablando con el presidente Trump, quien hará lo que quiera. No estoy hablando con Mitch McConnell, que hará lo que quiera, y lo hace. Estoy hablando con esos republicanos, los republicanos del Senado, que saben en el fondo lo que es correcto para el país y es consistente con la constitución”.

Más de 20 republicanos del Senado dijeron durante el fin de semana que estaban a favor de moverse inmediatamente para llenar la vacante, y se espera que muchos sigan su ejemplo a medida que avanza la semana.

Pero dos senadoras republicanos, Susan Collins de Maine y Lisa Murkowski de Alaska, rompieron filas este fin de semana, diciendo que se oponen a la acción sobre una nominación antes de la elección presidencial.

“Durante semanas, he dicho que no apoyaría ocupar una vacante potencial en la Corte Suprema tan cerca de las elecciones”, dijo Murkowski el domingo. “Lamentablemente, lo que entonces era hipotético es ahora nuestra realidad, pero mi posición no ha cambiado”.

 




Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui