Extraña situación en una prueba de Covid causó fuga de fluido cerebral
Thinkstock
Extraña situación en una prueba de Covid causó fuga de fluido cerebral
Thinkstock

Extraña situación en una prueba de Covid causó fuga de fluido cerebral

(NOTICIAS YA).- 2/Octubre/2020

Una prueba nasal de Covid-19 se transformó en una extraña situación médica luego de que el hisopo utilizado perforó el revestimiento del cerebro de una mujer, causando fuga de fluido cerebral y poniéndola en riesgo de una mortal infección. 

LEE: Centros de salud reciben 1.5 millones para esfuerzos de prueba COVID-19

Según un reporte publicado en el diario médico JAMA Network, la paciente, de alrededor de 40 años, tenía una extraña condición médica no diagnosticada y la prueba que recibió pudo haber sido administrada de forma incorrecta

Estos factores se unieron para causar la situación, aunque cabe señalar que es algo sumamente improbable, lo que significa que el riesgo de las pruebas nasales de Coronavirus sigue siendo bajo. 

Sin embargo, este caso muestra la importancia de seguir los protocolos de pruebas entre profesionales del cuidado de salud, de acuerdo con declaraciones de Jarrett Walsh, autor principal del estudio, a AFP.

Las personas que han sufrido de sinusitis crónica o recibido cirugía en el cráneo deberían considerar solicitar una prueba oral si está disponible, dijo Walsh, ya que estas personas son más propensas a sufrir una situación similar a la del caso estudiado. 

Walsh indicó que la mujer del caso estudiado recibió una prueba nasal previa a una cirugía electiva para una hernia, pero después notó que un fluido transparente salía de un lado de su nariz. 

Posteriormente, la paciente mostró síntomas de vómito, dolor de cabeza, rigidez en el cuello y sensibilidad a la luz. La mujer fue transferida al Hospital de la Universidad de Iowa, donde Walsh ejerce. 

LEE: Trump tiene síntomas “leves” de Covid, dice médico de la Casa Blanca

“Había recibido una prueba antes para otro procedimiento, del mismo lado, sin problemas en lo absoluto. Ella siente que tal vez en la segunda prueba no estaban usando la mejor técnica, y que la entrada fue un poco muy alta”, dijo Walsh. 

En el caso de esta paciente, años atrás recibió tratamiento por hipertensión intracraneal, lo cual significa que su presión del fluido cerebroespinal que protege y nutre al cerebro era demasiado alta. 

En ese momento, los médicos drenaron algo del fluido y la condición se solucionó. Sin embargo, la situación causó que la mujer desarrollara un encefalocele, es decir, un defecto en la base del cráneo en donde el revestimiento del cerebro sobresale a la nariz, en donde queda susceptible a rupturas. 

Esta condición no fue identificada hasta que los nuevos doctores revisaron sus viejas exploraciones cerebrales y ayudaron a reparar el defecto en julio. Walsh cree que los síntomas desarrollados por la paciente son resultado de irritación al revestimiento del cerebro. 

Si esta situación no hubiera sido tratada a tiempo, la mujer pudo haber contraído una infección cerebral potencialmente mortal causada por bacterias en la cavidad nasal. Incluso existía la posibilidad de que aire entrara al cráneo, aplicando un exceso de presión en el cerebro. 

Resalta la necesidad de entrenamiento adecuado de aquellos administrando la prueba y la necesidad de vigilancia luego de que se realizó la prueba”, dijo Deniss Kraus, un especialista en otorrinolaringología del Hospital Lenox Hill en Nueva York; quien no estuvo relacionado con el estudio. 

LEE: Amazon revela cuántos de sus trabajadores se contagiaron de coronavirus




Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui