Infeccioso Trump dice que acudirá a próximo debate con Biden
Infeccioso Trump dice que acudirá a próximo debate con Biden

Infeccioso Trump dice que acudirá a próximo debate con Biden

El debate está fijado para el jueves 15 de octubre en Miami, Florida.

(POLÍTICA YA). – El presidente Donald Trump, contagiado con el coronavirus, anunció este martes que piensa asistir al debate del próximo jueves 15 de octubre en Miami contra el exvicepresidente  Joe Biden, a pesar de que es infeccioso.

TRUMP ABANDONA EL HOSPITAL DONDE FUE TRATADO POR COVID

Trump hizo el anuncio por Twitter.

“Espero con interés el debate de la noche del jueves 15 de octubre en Miami. ¡Será grandioso!” el presidente tuiteó el martes, la mañana después de regresar a la Casa Blanca desde el hospital militar Walter Reed.

“¡SINTIÉNDOME BIEN!” añadió en otro tuit.

Trump parece olvidar que tiene Covid-19 y que puede contagiar a otros. Según el cronograma de los Centros Para el Control de Enfermedades (CDC), el presidente aún podría representar un riesgo para la salud pública en el debate del 15 de octubre.

Por su parte, Biden dijo este lunes que está abierto a debatir la próxima semana con Trump, quien dio positivo por COVID-19 la semana pasada y fue hospitalizado durante el fin de semana, si se considera seguro hacerlo.

“Si los científicos dicen que es seguro y las distancias son seguras, entonces creo que está bien”, dijo Biden a los periodistas antes de abordar su avión para hacer campaña en Florida. “Haré lo que los expertos digan que es lo apropiado”.

NO ESTÁ FUERA DE PELIGRO

Además, el doctor personal de Trump dijo el lunes que, aunque el presidente ha cumplido o excedido los criterios de dar de alta después de ser tratado por COVID-19, aún no está “fuera de peligro”.

TRUMP SIEMBRA EL CAOS EN PRIMER DEBATE PRESIDENCIAL

El Dr. Sean Conley dijo que el equipo del presidente apoyó su “regreso seguro a casa, donde estará rodeado de atención médica de clase mundial 24/7”.

El médico de la Casa Blanca dijo que si el equipo de Trump puede ayudarlo hasta el lunes, darán un “profundo suspiro de alivio”.

Desde este martes, el mandatario trabaja desde una oficina en la residencia presidencial, donde se encuentra recluído debido a su condición.

Debajo, en el ala oeste de la Casa Blanca, se ha disminuido notablemente el número de personal, asistentes y asesores trabajando en las oficinas, debido a la propagación del coronavirus en el lugar.

Reporteros describieron a la Casa Blanca vcomo un pueblo fantasma, ya que los funcionarios se quedaron en casa para esperar el período infeccioso de un brote del coronavirus dentro del edificio y entre las personas que habían estado allí.




Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui