Salvadoreño peligra deportación tras conducir con teléfono en mano
ICE/MGN
Salvadoreño peligra deportación tras conducir con teléfono en mano
ICE/MGN

Salvadoreño peligra deportación tras conducir con teléfono en mano

(NOTICIAS YA).- A finales del mes de septiembre, William Trejo García, un residente de Prince George de origen salvadoreño, fue detenido por oficiales por conducir mientras utilizaba su celular, ese mismo día fue arrestado por faltar a una audiencia ante la corte del Condado de Montgomery.

En lugar de ser liberado tras pagar su fianza, Trejo terminó en manos del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, mejor conocido como ICE, y ahora enfrenta la posibilidad de ser deportado a su país de origen.

“Yo tengo miedo de regresar a mi país por la delincuencia que hay allí, antes de venirme fui amenazado por pandillas entonces tengo miedo de regresar al salvador, para mi mi mundo está acá, siempre tratar de cumplir con las leyes acá, siempre tratar de cumplir con todo, hacer todo bien es este país, hacer mis impuestos, hacer todo bien, para mi es algo injusto lo que está pasando hoy, porque para mi es una pesadilla, la inestabilidad, saber que el día de mañana me pueden deportar”, expresó Trejo, quien vive con su esposa e hija.

Su defensa legal afirma que esta situación se debe a un error, ya que el acuerdo de coordinación entre autoridades locales y migratorias solo ocurre cuando se trata de personas de alto riesgo, ademas de reclamar la falta de un protocolo especifico de colaboración con ICE.

“Cuando falta el entrenamiento esto es lo que pasa, la gente no sabe cómo hace su trabajo y piensa que cada persona que no habla inglés, entonces es inmigrante que está aquí ilegalmente y llama a inmigración”, opinó el abogado Víctor Ramírez.

Organizaciones y abogados migratorios han criticado esta colaboraciones entre agencias del orden público y las autoridades federales de inmigración, en particular cuando los individuos detenidos no cuentan con un record criminal sustancial.

Pero por ahora Trejo deberá portar un monitor de tobillo y cuenta con una orden para ir a su proceso de deportación el 29 de octubre, cualquier intento de apelar su caso se verá complicado por las demoras y limitaciones de las cortes migratorias.

“La corte de Baltimore tiene demasiados casos, hay siete jueces y más de 100 mil casos. Personas a veces tiene que esperar cuatro, cinco a seis años antes de que tenga su corte final. Durante este proceso muchos de ellos tienen que esperar en sus casas, tiene que andar con grillete y firmar cada mes con ICE”, concluyó Steven Smitson, abogado migratorio.




Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui