A un año del incendio en Logan Heights que acabó con una familia hispana
A un año del incendio en Logan Heights que acabó con una familia hispana

A un año del incendio en Logan Heights que acabó con una familia hispana

(NOTICIAS YA).- Cerca de su corazón, Wendy Romero lleva un regalo que le dio su mamá.

“Porque con este rosario la recuerdo mucho y siento que sigue aquí conmigo,” explicó Romero quien sobrevivió un incendio en su hogar en Logan Heights. 

Hace 365 días,llamas consumieron su hogar ubicada en la Avenida Clay en Logan Heights, arrebatándole a su madre Nicolasa Mayo, a su querida hermana Iris Romero y a su padre José Antonio Romero. 

“Todavía estoy tratando de aceptarlo pero siento que el tiempo lo cura todo,” dijo Romero.

El fuego del pasado 13 de octubre del 2019, le provocó quemaduras de tercer grado y está en lista de espera para una tercera cirugía.

“Así para que de ese lado ya no tenga el dolor que siento y también se le quite un poquito las marcas,” dijo Romero.

Romero y su hermano menor Ángel sobrevivieron al siniestro y ahora ambos viven con su tía.

“Ya pasó un año pero ese dolor está reciente como si hubiera sido ayer, es difícil darle fortaleza a ellos, a mis hijos y a mi mama,” dijo Rosa Cortez, tía paterna de Wendy Romero.

Su otro hermano, Wilber Romero está tras las rejas en espera de su juicio tras ser acusado de incendiar la casa. 

“A Wilber, le he escrito cartas y me dice que está bien y me ha dicho que siga adelante y que no sufra,” agregó Romero.  

 

Romero regresó a su trabajo en un negocio de comida rápida mientras que su hermano Ángel estudia con la meta de ser chef.

“El va bien, va en el [grado] doce, se va recuperando de cosas de la escuela porque se atrasó mucho en la escuela, ahorita está yendo en línea,” añadió Romero.

Pesadillas sobre aquella madrugada aún le quitan el sueño por lo que Romero no ha vuelto a la casa de Logan Heights pero se aferra a los recuerdos.

“Me quedo con el consejo de mi mamá que siguiera adelante y como mi hermana siempre era muy sonriente y siempre le sonreía a la vida,” dijo Romero. “Así los quiero recordar a ellos.” 

Con optimismo busca cumplir su objetivo de ser psicóloga, sin embargo, dice que el primer paso es sanar sus heridas de la mano de su hermano menor.

“Ángel, me está ayudando porque siento que lo tengo que cuidar, que tengo que ser fuerte para él,” finalizó Romero.




Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui