¿Qué pasará si Trump lanza una batalla legal contra los resultados?
Chip Somodevilla/Getty Images
¿Qué pasará si Trump lanza una batalla legal contra los resultados?
Chip Somodevilla/Getty Images

¿Qué pasará si Trump lanza una batalla legal contra los resultados?

El presidente alega que los votos por correo son “ilegales” y una forma de fraude en su contra.

(POLÍTICA YA). – El presidente Donald Trump se prepara para desafiar legalmente los resultados de las elecciones presidenciales del martes que favorecen ampliamente a su rival demócrata Joe Biden en la medida en que se siguen contando los votos.

Durante un infame discurso que pronunció este jueves desde la Casa Blanca, Trump alegó que sus oponentes anónimos están “tratando de robar una elección” y “tratando de manipular una elección”.

El presidente alega que los votos por correo son “ilegales” y una forma de fraude en su contra.

El esfuerzo de cara al público es encabezado por Rudy Giuliani y la ex fiscal general de Florida Pam Bondi, leales a Trump, pero cuya credibilidad se ha reducido entre el tipo de talento legal de élite al que podría recurrir una campaña presidencial durante un desafío electoral.

Matthew Morgan, asesor desde hace mucho tiempo del vicepresidente Mike Pence y ahora asesor general de la campaña de Trump, también está liderando la estrategia de litigios que planea el mandatario.

El equipo legal de la campaña de Trump toma forma mientras líderes republicanos instan a Trump y a su equipo a presentar claramente un caso específico las supuestas irregularidades,r o aceptar la voluntad del público estadounidense.

Fuentes republicanas dijeron el viernes que la idea es darle a Trump y su equipo la oportunidad de presentar su caso y permitir que las disputas se resuelvan por sí mismas en los tribunales.

Hasta ahora, Pensilvania ha sido el foco de casos legales, con la campaña de Trump y el Partido Republicano presentando reclamos desde antes de las elecciones como una forma de sentar las bases para impugnar el conteo final.

¿BATALLA LEGAL?

He aquí lo que se puede esperar de una batalla legal sobre las elecciones.

Una elección cerrada podría resultar en un litigio sobre los procedimientos de votación y conteo en los estados clave. Los casos presentados en estados individuales podrían eventualmente llegar hasta la Corte Suprema, como ocurrió en Florida en 2000, cuando el republicano George W. Bush prevaleció sobre el demócrata Al Gore por solo 537 votos.

Cualquier demanda de Trump no servirá de nada a menos que, como en las elecciones presidenciales de 2000, la carrera termine siendo tan reñida que se reduzca a un margen muy estrecho de votos en uno o más estados que debería ganar.

Trump es famoso por sus litigios, pero no es abogado, y parece no entender que, aparte de una pequeña clase de casos (en gran parte disputas territoriales entre estados), las demandas no se originan en la Corte Suprema.

La campaña de Trump tendría que presentar una demanda en un tribunal estatal o federal y, finalmente, apelar una decisión adversa ante el tribunal superior.

El equipo de campaña de Trump necesitará mostrar evidencia para respaldar su afirmación, y hasta ahora no hay evidencia de fraude en los recuentos de votos en curso, que a menudo van más allá de la noche de las elecciones.

El recuento de votos legítimos no es, a pesar de las afirmaciones tuiteadas por el presidente, una forma de fraude.

 




Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui