Emily W. Murphy
(Foto: Bill Clark/CQ Roll Call)
Emily W. Murphy
(Foto: Bill Clark/CQ Roll Call)

Esta agencia se rehúsa a aceptar el triunfo de Biden

La titular de la GSA debe otorgar su firma para iniciar el proceso de transición y no lo ha hecho

(NOTICIAS YA).- La administración del presidente Donald Trump hasta ahora se niega a firmar un documento clave, necesario para comenzar formalmente el proceso de transición, mientras él continúa alegando sin fundamento el fraude electoral y se niega a ceder la carrera.

Esta semana, todos los ojos están puestos sobre la titular de la Administración de Servicios Generales (GSA, por sus siglas en inglés), Emily W. Murphy, nombrada por Trump.

La administradora debe reconocer a Joe Biden como el ganador de las elecciones y presidente electo. Es la persona encargada de afirmar oficialmente que Biden ganó las elecciones en nombre de la administración Trump, algo que el mismo presidente no ha hecho personalmente.

LEE: Jill Biden, una primera dama histórica

Murphy debe firmar una carta para entregar fondos al equipo de transición de Biden a través de un proceso llamado verificación. Esto marcaría el primer reconocimiento formal de la administración Trump de que Biden ganó las elecciones, y permitiría el acceso a herramientas de seguridad nacional para agilizar las verificaciones de antecedentes y fondos adicionales para pagar la capacitación y el personal entrante.

Sin embargo, más de 48 horas después de que numerosas organizaciones de noticias han dado la victoria a Biden con base en los cálculos, Murphy aún no ha firmado. Un portavoz de la GSA se negó a proporcionar un cronograma específico sobre cuándo se llevaría a cabo la verificación, una señal clara de que la agencia no se adelantará al presidente, quien aún no ha admitido que perdió.

“No hay actualizaciones en este momento y la posición de GSA sigue siendo la misma. Aún no se ha hecho una verificación. GSA y su administradora continuarán cumpliendo con todos los requisitos establecidos por la ley y adhiriéndose al precedente anterior establecido por la Administración Clinton en el 2000”, dijo la portavoz de la GSA, Pamela Pennington, a CNN en un comunicado.

LEE: Se vuelve a hablar de un paquete de estímulo para antes de 2021

Pennington dijo el domingo que la GSA no elige quién gana las elecciones, sino que “determina al candidato aparentemente exitoso una vez que el ganador está claro en base al proceso establecido en la Constitución”.

Las administraciones anteriores de ambos partidos generalmente emitieron la carta pocas horas después de que las cadenas proyectaran un ganador en la carrera presidencial. La única vez que se retrasó fue en 2000, cuando Florida tuvo un recuento obligatorio y la verificación se realizó el día después de que se decidió el caso en la Suprema Corte.

Múltiples funcionarios y figuras republicanas, incluido George W. Bush, han emitido declaraciones en las que calificaron a Biden de “presidente electo”.

La ex directora de comunicaciones de la Casa Blanca de Obama, Jen Psaki, quien está trabajando con la transición de Biden, pidió a la GSA verificar rápidamente al candidato.

Ahora que los verificadores independientes han dado la victoria a Joe Biden, esperamos que la administradora de la GSA certifique rápidamente a Joe Biden y Kamala Harris como presidente electo y vicepresidenta electa”, tuiteó Psaki el domingo por la tarde.

La seguridad nacional y los intereses económicos de Estados Unidos dependen de que el gobierno federal indique clara y rápidamente que el gobierno de Estados Unidos respetará la voluntad del pueblo estadounidense y participará en una transferencia de poder tranquila y pacífica”, añadió.

Mientras tanto, hay formas informales de continuar el proceso de transición, dijo Clay Johnson III, quien dirigió la transición de George W. Bush en 2000, en un momento en que el resultado de las elecciones se retrasó más de un mes por los resultados disputados en Florida.

“(Dick) Cheney dijo: ‘No podemos esperar a ver quién gana esto, tenemos que asumir que lo ganamos. A toda velocidad’”, recordó Johnson, y agregó que el equipo de transición de Bush no estaba seguro de si conseguiría el apoyo del gobierno y recursos. En cambio, recaudaron dinero privado y alquilaron sus propias oficinas.

El dinero para apoyar una transición financiada con fondos privados es fácil de recaudar. (El equipo de Biden) puede recaudar millones de dólares en medio día”, dijo Johnson.

LEE: ¿Mecanismos legales o patadas de ahogado?

Trump no ha hecho ninguna indicación pública de que planea conceder o reconocer la legitimidad de la victoria de Biden, y su campaña está planeando un bombardeo de mensajes para alimentar su argumento, sin respaldo de ninguna evidencia hasta la fecha, de que el segundo mandato del presidente está siendo “robado” a través de “votos corruptos”.

*Con información de CNN

 

VIDEO RELACIONADO:




Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui