Bombero de Kissimmee y su novia acusados de abuso sexual a menor de 7 años

La niña confesó que la mujer estaba presente cuando el hombre la violaba

(NOTICIAS YA).- Un funcionario del Departamento de Bomberos de Kissimmee y su novia, una corredora de bienes raíces registrada con licencia en Florida, permanecen en la cárcel del condado de Orange, enfrentando diferentes cargos por agresión sexual capital a un menor, tras revelarse los presuntos abusos sexuales sufridos por una niña de 7 años.

Asesinan a tiros a dueña de tienda tras un robo en Mount Dora

Fue el pasado 11 de noviembre cuando la Policía de Apopka atendió un llamado a la vivienda de Argelio Pupo, de 32 años y Morgan Keene, de 27 años, en una casa unifamiliar en Apopka, donde descubrieron una serie de presuntos abusos cometidos contra la menor.

Trascendió que la niña de 7 años, le confesó a una persona de la cual se desconoce su identificación, que Pupo y su madre cometían en su contra "actos sexuales que ella no deseaba realizar" y que ambos le estaban tratando de enseñar cómo tener un bebé, según una declaración jurada.

La menor declaró que Keene estuvo presente mientras Pupo abusaba de ella, alegando que le dolía mientras sangraba y Keene ayudó a limpiarle la sangre y le dijo a la niña que se bañara y que fuese a acostarse.

No obstante, Keene fue al día siguiente a un Target con la víctima a comprar un kit de costura y tras mensajes de texto obtenidos por los funcionarios policiales se encontró una conversación entre Keene y una amiga de ella que es enfermera obstétrica registrada, quien le sugirió a Keene que la víctima debía ir a un médico, así como le preguntó si había utilizado lidocaína (anestésico local) para la sutura, a lo que Keene respondió "No, lololol". Presuntamente Pupo cosió a la niña, según declaró Keene.

Madre de Florida abandonó a su bebé con sarna en la casa de un extraño

Keene dijo a las autoridades que estaba tratando de separarse de Pupo, quien también la agredió en diferentes oportunidades, como el pasado mes de octubre, cuando Pupo presuntamente le pegó con una bolsa de hielo, lo que le dejó un ojo morado y sin visión parcial.

Aunado a esto, Keene afirmó que estaba embarazada y que cuando le notificó a Pupo, éste la pateó en las costillas y la golpeó en el estómago con sus muletas, el pasado 4 de noviembre.

"Cabe señalar que Argelio sufre una lesión en el pie que le obliga a utilizar bota y muletas. Morgan describió que su esposo la ha puesto en el miedo emocional y la angustia de su vida", según reza el informe policial.

Se presume que los ataques a la menor se hayan suscitado entre el primero de mayo y el 12 de noviembre de 2020.

Argelio Pupo enfrenta cargos de agresión sexual capital a un menor de 12 años y abuso infantil agravado y se le revocó la fianza por los cargos de comunicación de acoso, agresión agravada con gran daño corporal y agresión agravada a una persona embarazada, acontecidos presuntamente el 10 de noviembre de 2020.

Por su parte, Morgan Keene, está acusada de agresión sexual capital a un menor de 12 años y negligencia de un niño con graves daños corporales, ambos permanecen en la cárcel del condado de Orange sin derecho a fianza por los cargos de mayor gravedad.

Pupo está bajo licencia administrativa no remunerada, por parte del Departamento de Bomberos de Kissimmee.

Florida sobrepasa hoy el millón de contagios COVID-19, desde inicio de la pandemia




Bombero de Kissimmee y su novia acusados de abuso sexual a menor de 7 años

La niña confesó que la mujer estaba presente cuando el hombre la violaba