Alquiló su casa por medio de Airbnb y le dejaron dos cadáveres

La mujer no dudó en llamar a la policía tras descubrir que se trataba de restos humanos

foto: pixabay

(NOTICIAS YA).- Una mujer de México se llevó tremenda sorpresa al llegar a una propiedad que alquiló por medio de Airbnb y descubrir que su inquilina le dejó dos cadáveres. 

La mujer llegó hasta su propiedad luego de que no logró comunicarse con la persona a la que le había rentado la casa por medio de la aplicación de Airbnb e hizo un descubrimiento escalofriante durante el fin de semana.  

LEE: Joven que alquiló Airbnb en Orlando fue víctima de presunto abuso sexual

La inquilina temporal no respondía al teléfono que dejó en el registro y no entregó las llaves de la casa, así que la propietaria decidió ir a inspeccionar. 

Cuando la mujer entró a la casa, ubicada en la alcaldía de Xochimilco de la Ciudad de México, descubrió dos bultos envueltos en plástico y cinta adhesiva. 

La mujer no dudó en llamar a la policía tras descubrir que se trataba de restos humanos. 

Agentes de la policía e investigadores llegaron hasta el lugar, acordonaron la propiedad y, tras algunas horas de indagatorias y recabar evidencias, sacaron los cuerpos en camillas.

LEE: Más de 700 personas asisten a fiesta en casa de Airbnb

El doble homicidio se habría cometido dentro de la casa con una pistola 9mm, de acuerdo con las primeras investigaciones, según detalla con La Opinión.

La dueña destacó que solo rentó la casa por una noche y jamás imaginó regresar y encontrar una escena del crimen. 

Otros medios locales detallaron que la mujer también encontró sangre, cubetas y pedazos de tela, con lo que se presume intentaron limpiar los restos.

LEE: Familia encuentra cámara oculta transmitiendo en vivo desde su Airbnb

Las  investigaciones continúan, sin que al momento se haya identificado a algunos de los asesinados, ambos de sexo masculino, o se hayan realizado arrestos.



Alquiló su casa por medio de Airbnb y le dejaron dos cadáveres

La mujer no dudó en llamar a la policía tras descubrir que se trataba de restos humanos