Corte Supreme rechaza intento de Texas de anular elecciones

El esfuerzo contaba con el apoyo del presidente Trump.

(POLÍTICA YA). – La Corte Suprema rechazó este viernes una solicitud del estado de Texas para impugnar los resultados de las elecciones en cuatro estados de batalla, críticos para la derrota del presidente Donald Trump en noviembre pasado.

En una breve orden, el tribunal dijo que “la moción del Estado de Texas de autorización para presentar un proyecto de ley de queja se rechaza por no estar legitimada en virtud del Artículo III de la Constitución. Texas no ha demostrado un interés judicialmente reconocible en la manera en que otro estado lleva a cabo su elección”.

La decisión del Tribunal de desestimar la impugnación es el indicio más fuerte hasta ahora de que Trump no tiene ninguna posibilidad de anular los resultados electorales en la corte, ya que incluso los jueces a quienes colocó allí no tienen interés en permitir que continúen sus desesperadas ofertas legales.

Además, la decisión de los jueces allana el camino para que los electores se reúnan el lunes 14 de diciembre en los 50 estados y el Distrito de Columbia para confirmar que Joe Biden ganó las votaciones presidenciales y será el presidente número 46 de Estados Unidos.

ALITO Y THOMAS

El tribunal no proporcionó un recuento de votos, pero no hubo desacuerdos con la orden hecha pública.

Por separado, los jueces Samuel Alito y Clarence Thomas dijeron que habrían permitido que se presentara el caso, pero que no otorgarían ningún otro alivio.

"Yo, por lo tanto, otorgaría la moción para presentar el proyecto de ley de queja, pero no otorgaría otro alivio", dijo Alito, "y no expreso mi opinión sobre ningún otro tema".

La solicitud de Texas, con el apoyo de Trump, y más de 126 representantes republicanos, fue el último esfuerzo para desechar millones de votos de Georgia, Michigan, Pensilvania y Wisconsin.

Ken Paxton, fiscal general de Texas, afirmó que los cuatro estados utilizaron la pandemia de coronavirus como pretexto para cambiar las reglas electorales y expandir en gran medida la votación por correo, supuestamente en violación de la Constitución.

El esfuerzo estaba destinado a la derrota por varias razones.

Los estados organizan sus propias elecciones, por lo que es una violación de la soberanía que Texas interfiera con los procedimientos de otros estados.

La ley federal cede a los estados la elección de electores, y el Congreso finalmente cuenta los votos.

 



Corte Supreme rechaza intento de Texas de anular elecciones

El esfuerzo contaba con el apoyo del presidente Trump.