ACLU investiga brotes de COVID en cárceles del Condado de San Diego
ACLU investiga brotes de COVID en cárceles del Condado de San Diego

ACLU investiga brotes de COVID en cárceles del Condado de San Diego

(NOTICIAS YA).-La Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés), presentó una solicitud de registros ante el aumento de casos de COVID-19 en las instalaciones de la cárcel del Condado de San Diego, tras alegaciones de sobrepoblación y necesidad de reducir reclusos para detener la propagación.

La solicitud busca información sobre el Departamento del Sheriff del Condado de San Diego; con respecto a cómo se manejan los protocolos durante la pandemia, como identifican a las personas médicamente vulnerables dentro de las cárceles, la implementación de distanciamiento social entre internos, y los protocolos de prueba y las pautas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) por limitar las transferencias de reclusos entre sus instalaciones.

La Fundación ACLU de los condados de San Diego e Imperial alega que la situación actual requiere “una reducción inmediata” en la cárcel, con el fin de detener la propagación del virus, y que “una de las causas del brote parece ser la negativa de liberar a suficientes personas para permitir el distanciamiento social o hacer cumplir consistentemente políticas de prevención razonables”.

Las últimas cifras públicas indican que al 18 de diciembre, había 388 casos activos de COVID-19 entre reclusos en siete cárceles del condado de San Diego, a comparación de 161 casos el 30 de noviembre. 637 personas han dado positivo desde el inicio de la pandemia.

La ACLU alega que luego de una reducción de la población inicial en la cárcel, el número de reclusos ha aumentado constantemente, lo que hace que el distanciamiento social sea imposible en instalaciones que se acercan a su capacidad máxima.

“Cuando los esfuerzos del Sheriff debería haberse centrado en reducir la población en cada instalación carcelaria de San Diego para proteger a las personas encarceladas confiado a su cuidado de COVID-19, en cambio ha decidido mantener las instalaciones repletas e incluso aumentar su población.” Alega la ACLU.

En su solicitud de 14 páginas, la ACLU también cuestiona si las nuevas incorporaciones se pueden poner en cuarentena correctamente debido a los altos niveles de capacidad de la cárcel, y si el personal de la cárcel se somete a pruebas adecuadas para evitar que los empleados del alguacil introduzcan el virus a los reclusos.

Hasta el momento, no se tiene respuesta por parte del Departamento del Alguacil del Condado de San Diego, sobre esta petición.




Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui