2020: Trump creó su propia crisis política con el mal manejo de la pandemia
The White House/Shealah Craighead/MGN
2020: Trump creó su propia crisis política con el mal manejo de la pandemia
The White House/Shealah Craighead/MGN

2020: Trump creó su propia crisis política con el mal manejo de la pandemia

La respuesta del presidente a la pandemia fue el tema resonante durante las elecciones del 3 de noviembre.

(POLÍTICA YA). – A un año desde que el coronavirus apareció en un mercado de China, la pandemia, que ha enfermado a más de 14 millones de personas en Estados Unidos, y causado la muerte de más de 288 mil, ha sido el principal tema político de 2020 que incluso contribuyó en el triunfo de Joe Biden y la frustración de los planes de reelección del presidente Donald Trump.

The White House/Shealah Craighead/MGN

No hay duda de que la respuesta de Trump a la pandemia fue el tema resonante durante las elecciones del 3 de noviembre, en gran parte debido a que, durante todo el año, los estadounidenses presenciaron cómo el mandatario convirtió la crisis de salud en un tema político.

A continuación, una cronología sobre la expansión de la pandemia a través de Estados Unidos a la vez que era politizada por Trump, quien repetidamente ignoró la ciencia, ha socavado las medidas de salud pública, y engañó al público estadounidense sobre la seriedad de la crisis:

ENERO: Medios estatales chinos informaron el 11 de enero sobre la primera muerte conocida por una enfermedad que había infectado a decenas de personas. La Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló que la avalancha de casos similares a la neumonía en Wuhan podría haberse derivado de un nuevo coronavirus. Con una cifra mundial de más de 200 muertos y más de 9800 casos, la OMS finalmente declara una emergencia de salud pública. En EE.UU., un residente del estado de Washington se convierte en la primera persona con un caso confirmado del nuevo virus, después de haber regresado de Wuhan.

En respuesta, el gobierno de Trump prohibió la entrada de la mayoría de los ciudadanos extranjeros que habían visitado a China 14 días antes, excluyendo a los familiares directos de ciudadanos estadounidenses o residentes permanentes, y puso a algunos viajeros estadounidenses en cuarentena.

“Lo tenemos totalmente bajo control», declaró Trump el 22 de enero. «Es una persona que vino de China. Lo tenemos bajo control. Va a estar bien».

BRENDAN SMIALOWSKI/AFP via Getty Images

FEBRERO: La OMS propuso un nombre oficial para la enfermedad que causa el virus coronavirus: Covid-19, un acrónimo que significa enfermedad por coronavirus 2019. Los Centros de Control de Enfermedades (CDC) advierten que el coronavirus se propagará en EE.UU. Una persona en California muere el 6 de febrero a causa del coronavirus, la primera muerte conocida en Estados Unidos. El 29 de febrero, las autoridades anunciaron que un paciente cerca de Seattle había muerto por el coronavirus.

Trump le dice en privado al periodista Bob Woodward que el nuevo coronavirus es «algo mortal», pero continúa diciéndole al público que está «bajo control», e incluso sugiere que podría desaparecer en la primavera.

El 26 de febrero, Trump ofrece una conferencia de prensa en la que defiende la respuesta de la Casa Blanca y minimiza el brote. «Debido a todo lo que hemos hecho, el riesgo para el pueblo estadounidense sigue siendo muy bajo», dijo el presidente, a la vez que anunció que el vicepresidente Mike Pence estaría al frente de la acción de su gobierno para enfrentar la situación.

MARZO: El 11 de marzo, la OMS declaró COVID-19 una pandemia. Los CDC recomiendan reuniones de menos de 50 personas mientras EE.UU. informa de su muerte número 100 por el virus. Para finales del mes, EE.UU. ya se había convertido en el país más afectado por la pandemia, con al menos 81,321 infecciones confirmadas y más de 1,000 muertes.

Trump, que declaró oficialmente una emergencia nacional 13 de marzo, emite otra prohibición de viaje a no estadounidenses que visitaron 26 países europeos. A la vez, insistió en minimizar el peligro de la pandemia. “Esto pasará, esto pasará y seremos aún más fuertes por ello”, dijo el presidente.

A finales de mes, Trump habló sobre la reapertura de Estados Unidos y de “llenar las iglesias en todo el país” para la Pascua.

Bajo presión de Trump, la Administración de Alimentos y Medicinas (FDA) autoriza el uso de sulfato de hidroxicloroquina y fosfato de cloroquina para tratar pacientes con COVID-19. «¿Qué tienes que perder?» preguntó Trump mientras promocionaba el medicamento que luego probó ser fatal.

FOTO: Win McNamee/Getty Images

ABRIL: Aproximadamente el 95% de todos los estadounidenses están en cuarentena, ya que 42 estados emiten órdenes para quedarse en casa. Se empiezan a ver los estragos en la economía de EE.UU. cuando en solo unas pocas semanas, la pandemia dejó sin trabajo a cerca de 20 millones de personas, y 6.6 millones solicitan beneficios de desempleo. Para fines de abril, ya había 1 millón de casos solo en Estados Unidos.

Trump alentó las protestas contra las restricciones en Michigan, Minnesota y Ohio, donde los manifestantes – muchos con sombreros rojos de “Make America Great Again” – se congregaron en grupos abarrotados alrededor de los capitolios estatales para demonizar a sus gobernadores. “Liberen a Michigan”, “Liberen a Minnesota”, escribió el presidente por Twitter. “LIBEREN A VIRGINIA y salven su gran 2da Enmienda. ¡Está sitiada!».

El presidente además recomendó que se explore la posibilidad de combatir el coronavirus mediante la inyección en los pulmones de desinfectante.

MAYO: El número de personas muertas a causa de la pandemia alcanza los 100,000 en EE.UU, la cifra de fallecidos por la pandemia más alta en el mundo. El doctor Anthony Fauci, testifica ante el Senado que es probable que el número de muertos sea mayor.

Drew Angerer/Getty Images

Trump convierte  las sesiones informativas sobre Covid de la Casa Blanca en actos de campaña. Empieza a rumorarse de que Fauci sería despedido. Incluso cuando los médicos advirtieron sobre sus peligros, Trump dice que ha estado tomando tomando hidroxicloroquina como prevención contra el coronavirus.

El aumento de casos en el país “realmente, es una insignia de honor” y reflejo del exitoso régimen de pruebas de su gobierno, dice Trump. El despedido director de la oficina involucrada en el desarrollo de una vacuna dice que el presidente ha estado ignorando la ciencia para hacer política.

JUNIO: El número de casos confirmados de COVID-19 llega a 2 millones en EE.UU. La pandemia se propaga a medida que los estados, bajo presión de Trump, alivian las restricciones de distanciamiento social. El 19 de junio, EE.UU reportó más de 30,000 nuevas infecciones, su nivel más alto desde el 1 de mayo.

Por primera vez en 2 meses, el Grupo de Trabajo sobre el Coronavirus de la Casa Blanca realiza una sesión informativa sin Trump. Ante el Comité Senatorial de Salud, Fauci advierte que podrían llegar hasta los 100 mil casos de infecciones diarías.

Con las elecciones a pocos meses de distancia, Trump regresó a la campaña electoral y organizó uno de sus mítines en Tulsa, Oklahoma, que luego resultó en un evento propagador del virus, e intentó refutar el creciente número de casos afirmando falsamente: «Si no hiciéramos pruebas, no tendríamos casos».

JULIO: EE.UU. supera los 3 millones de infecciones y las muertes ascienden a 130 mil.  Se registran 75,600 nuevos casos de COVID-19 por día el 16 de julio, el pico más grande en un día desde el inicio de la pandemia.  La pandemia despojó a aproximadamente 5.4 millones de personas de su seguro médico entre febrero y mayo.

El gobierno de Trump notificó a Naciones Unidas que EE.UU. se estaba retirando de la OMS a partir del 6 de julio de 2021, medida que cortaría las principales fuentes de ayuda de la organización. El presidente usó una máscara en público por primera vez durante una visita al Centro Médico Militar Nacional Walter Reed.

“Creo que vamos a estar muy bien con el coronavirus. Creo que, en algún momento, eso va a desaparecer, espero». declaró Trump en una entrevista con Fox Business Network.

En un cambio de táctica, Trump advierte que la situación por la pandemia empeorará en los próximos meses “antes de mejorar”.

AGOSTO: Casi 5 meses después de que la pandemia fue declarada emergencia nacional en EE.UU., el 49% de hospitales en áreas de bajos ingresos no tienen camas gratuitas en sus unidades de cuidados. El gobierno de Trump acuerda pagar $1.5 mil millones a Moderna por 100 millones de dosis de su vacuna. Las muertes por Covid ascienden a 170,434 el 17 de agosto.

“Se están muriendo [de coronavirus]. Es verdad. Y es lo que es», declaró Trump en una entrevista con Axois.

MANDEL NGAN/AFP via Getty Images

SEPTIEMBRE: Para el 22 de septiembre, la pandemia había causado la muerte de más de 200,000 personas en EE.UU. El gobierno de Trump anuncia que no participará en una iniciativa de la OMS para desarrollar, fabricar y distribuir una vacuna contra COVID-19.

Se revela que miembros políticamente designados de los equipos de comunicaciones del Departamento de Salud (HHS) manipularon los informes con guías y directrices sobre Covid de los CDC.

Trump dice otra vez que el virus “Se va a ir. Se irá. Las cosas se van. No tengo dudas de que desaparecerá”.

OCTUBRE: EE.UU. estableció un nuevo récord diario de casos de coronavirus el 24 de octubre con al menos 83,757, y continuó liderando mundialmente en infecciones por coronavirus, con casi 8.5 millones, y en muertes por COVID-19, con más de 224,000.

El 2 de octubre Trump, la primera dama Melania Trump, la asesora del presidente Hope Hicks, el asesor Stephen Miller, y la secretaria de prensa Kayleigh McEnany se encuentran entre los más de 20 allegados del presidente que dieron positivo por COVID-19 por un brote relacionado con la Casa Blanca. Una investigación concluye que el presidente y otros funcionarios infectados habrían propagado el coronavirus por todo el país en cuestión de días.

Trump pasa tres noches en el Centro Médico Militar Nacional Walter Reed recibiendo tratamiento experimental antes de regresar a la Casa Blanca “libre del virus”, según sus médicos.  Una semana después, regresa a la campaña electoral.

«No dejen que les domine», recomienda el presidente.

En un editorial publicado por el New England Journal of Medicine (NEJM), 34 editores denuncian la respuesta de Trump a la pandemia de COVID-19, afirmando que el líder ha «tomado una crisis y la ha convertido en una tragedia».

Tasos Katopodis/Getty Images

NOVIEMBRE: El país registra más casos nuevos que nunca, más de 100,000 por día. Estados Unidos supera los 4 millones de casos solo en noviembre, duplicando la cuenta de octubre. Se celebran las elecciones nacionales a pesar de la pandemia y un número récord de votantes acudan a las urnas a votar.

En un mitin de campaña, Trump sugirió que si es reelegido despediría al doctor Fauci.

Trump alega que perdió las elecciones debido a un fraude electoral generalizado y no vuelve a mencionar el coronavirus.

DICIEMBRE: Más de 170,000 personas en Estados Unidos ahora dan positivo en un día promedio. Más de 1.1 millones de personas dieron positivo en la última semana. El total general del país, desde el inicio de la pandemia, supera los 15 millones de infecciones, el brote más grande del mundo.

Al cierre de esta nota el 30 de diciembre de 2020, hay 19 millones 653 mil 653 casos de coronavirus en EE.UU. y 340 mil 956 personas han perdido la vida por Covid-19.

 




Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui