Legisladores buscan reducir costos de la insulina para las personas no cobijadas por el precio para empleados del gobierno
archivo
Legisladores buscan reducir costos de la insulina para las personas no cobijadas por el precio para empleados del gobierno
archivo

Legisladores buscan reducir costos de la insulina para las personas no cobijadas por el precio para empleados del gobierno

El proyecto permitiría que los pacientes que necesitan insulina, puedan adquirirla al mismo precio de los empleados estatales, o por lo menos a precio más económico.

(NOTICIAS YA).-El representante Dylan Roberts, un demócrata que representa a los condados de Eagle y Routt, dijo que planea presentar un proyecto de ley que permita a los miembros del público comprar insulina al precio que el estado paga por sus empleados.

Los legisladores interesados ​​todavía están discutiendo quién sería elegible, dijo, aunque espera que incluya a personas con planes de deducible alto, así como a personas sin seguro.

“El objetivo es que se aplique a la mayor cantidad de personas posible”, dijo.

Conor Cahill, portavoz del gobernador Jared Polis, dijo que el gobernador está interesado en seguir reduciendo los costos de los medicamentos, pero que necesitaría revisar un proyecto de ley antes de comentar. Una portavoz de los demócratas del Senado dijo que no podía comentar sobre proyectos de ley pendientes.

Las nuevas leyes de Colorado a partir del 2021

Bajo el límite de insulina de 2019 de Colorado, que también presentó Roberts, las personas con planes de seguro regulados por el estado no pagan más de $100 por mes por cada receta de insulina. El límite de $100 no se aplica a las personas con planes de seguro regulados por el gobierno federal u otro estado, ni a las personas que no tienen seguro.

“El límite de copago fue un buen primer paso”, dijo. «Creo que el siguiente paso son aquellos con seguro insuficiente o sin seguro».

Aún no está claro exactamente cómo funcionaría el programa, pero Utah estableció un plan de compras al por mayor basado en una idea similar a principios de este año.

El representante Norm Thurston, un republicano que patrocinó el proyecto de ley que creó el programa de Utah, dijo que el plan de seguro médico para empleados del estado negoció un descuento de aproximadamente el 70% en el precio de etiqueta para varios tipos de insulina. El programa permite a las personas que no son empleados estatales comprar insulina a una tarifa con descuento, dijo.

Digamos que un frasco de insulina normalmente se vende por $300, pero el estado negoció una tarifa de $100. Es posible que un empleado estatal solo tenga que pagar una fracción de ese costo, tal vez un copago de $20, porque ya ha pagado el seguro, que cubre el resto. Una persona que se inscribiera a través del programa de insulina pagaría $100, más que el empleado estatal, pero aún significativamente menos de lo que pagaría sin el programa.

En Utah, el plan de salud para empleados del estado paga la diferencia de $200 a la farmacia por adelantado, pero la recupera en reembolsos del fabricante de insulina, dijo R. Chet Loftis, director gerente del Programa de Salud para Empleados Públicos del estado.

A fin de cuentas, el estado no paga nada más que el costo nominal de administrar el sitio web de registro y enviar tarjetas de prescripción, dijo Thurston. Cualquiera puede inscribirse, aunque las personas que tienen seguro pueden encontrar que es más barato seguir su plan que usar el programa, dijo. El precio negociado por el estado varía entre $45 y $98 por vial.

“Nadie debería pagar más de lo que el gobierno estatal paga por la insulina”, dijo Thurston.

Christine Fallabel, directora de asuntos gubernamentales estatales de la Asociación Estadounidense de Diabetes de Rocky Mountain, estimó que alrededor de 10,000 personas están cubiertas por el límite de copago de Colorado. Dijo que no estaba segura de cuántos podrían ser elegibles para el plan de compras grupales propuesto, pero alrededor de 700 personas se han inscrito en el programa de Utah desde junio. El estado estima que alrededor de 74,000 personas en Colorado usan insulina.

Pacientes de diabetes que abogan por políticas para ayudar a los pacientes, aseguran que el programa propuesto de Colorado contribuiría en gran medida a ayudar a las personas que no están cubiertas por el precio máximo de la insulina. El desafío sería hacer correr la voz a las personas elegibles, dijo.

“Esto resuelve el problema de elegibilidad”, dijo.

Aproximadamente el 40% de las personas que respondieron a una encuesta publicada en el sitio web del Departamento de Derecho dijeron que habían racionado su insulina debido a los costos. Sin embargo, la encuesta no se envió a una muestra representativa de residentes de Colorado, por lo que es más probable que las personas que tenían problemas con los costos la buscaran y respondieran.

Un informe del Departamento de Derecho atribuyó el aumento del precio de la insulina a la falta de competencia entre las compañías farmacéuticas y a la falta de incentivos para que los intermediarios transfieran los ahorros a las compañías de seguros y los pacientes.

Claro está que existe un tipo de insulina más antiguo que se vende por tan solo $25, pero no funciona bien para todas las personas con diabetes, y las personas que la usan tienen un mayor riesgo de tener niveles peligrosamente bajos de azúcar en la sangre que quienes usan fórmulas más modernas.

Tratar de cumplir con menos insulina aumenta el riesgo de una persona de visitas a la sala de emergencias a corto plazo y complicaciones como enfermedad renal o amputaciones a largo plazo, agregaron. 

Hacer que la insulina sea más barata “reducirá esos costos a largo plazo para la sociedad”, resaltan. 

 




Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui