Más inspectores para monitorear a negocios que desafían normas de salud
Más inspectores para monitorear a negocios que desafían normas de salud

Más inspectores para monitorear a negocios que desafían normas de salud

(NOTICIAS YA).- Más inspectores estarán en las calles vigilando que los negocios cumplan con las restricciones que vienen con la orden regional de permanecer en casa.

“Causa mucha ansiedad, causa mucho estrés no solo para mi pero también para mis empleados porque sentimos que es como acoso,” dijo Alondra Ruiz, dueña del restaurante The Village en North Park. 

The Village decidió mantener su patio abierto a comensales a pesar de las normas de salud pública.

“La gente tiene que pelear por su negocio porque si no peleamos por el negocio, lo vamos a perder y el gobierno no nos lo va a regresar,” agregó Ruiz.

Ruiz dice que ya recibió dos advertencias y una infracción por parte del condado.

“Es la inconsistencia de que corporaciones abiertas pueden estar abiertas pero negocios pequeños como nosotros estamos sufriendo demasiado,” explicó Ruiz. 

En la misma situación se encuentra el restaurante El Avocado – Plant Based Food en La Jolla, el dueño Daniel La Salle dice que hoy recibieron su primer aviso a una semana de su inauguración.

“Vamos a hacer el doble de esfuerzo para mantenernos abiertos,” añadió La Salle. 

Con cuatro votos a favor y uno en contra, supervisores del condado acordaron aumentar los fondos para el equipo de inspectores que vigilan que negocios se adhieran a las normas de la orden regional de permanecer en casa. Ahora serán 39 inspectores con esta tarea y no necesitan una queja comunitaria para proceder.

El supervisor Nathan Fletcher dijo que la medida era necesaria ante el número de denuncias.

Según el condado, antes de que se implementara la orden regional de permanecer en casa, el equipo recibía en promedio unas 40 quejas al día. Desde diciembre, esa cifra se quintuplicó a más de 200 denuncias diarias.

Además también se sancionará a negocios que no se adhieran adecuadamente a un plan de reapertura segura.

El modelo es el mismo: van al negocio, les informan del incumplimiento y educan a los dueños sobre las reglas que están infringiendo. Si no funciona, les dan una advertencia y si no hay cambios, se procede con una multa que luego es procesada por la fiscalía o la ciudad.

“En vez de gastar más dinero en más inspectores y en más opresión del pueblo, deberían de gastar más en apoyar el pueblo, en albergues, en darle a la gente despensa,” dijo La Salle.

Hasta ahora el condado ha entregado 335 advertencias a negocios.

Bill Wells, alcalde de El Cajón dijo que no está de acuerdo con la decisión de los supervisores ya que esto criminaliza a ciudadanos que respetan las leyes.

El restaurante El Huevo Estrellado en Chula Vista lleva meses acatando los reglamentos y sus ventas han bajado a un 25%. Ahora solo ofrecen comida para llevar y para reducir gastos ya no cuentan con empleados.

“Me preocupa que dure más esto,” explicó Miguel Angel Vanegas, dueño del restaurante El Huevo Estrellado. “La gente que nos conoce ha seguido las reglas, nosotros hemos seguido las reglas y espero que el resto de la gente siga las reglas para podernos salir ya de todo esto que estamos.”

La supervisora Nora Vargas propuso una enmienda donde negocios que no cumplan podría ser descalificados a la hora de recibir fondos de emergencia del condado. Algo que se acordó que se hará conforme a la ley.




Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui