Ensayo de inauguración presidencial cambia de fecha tras amenazas

El FBI advirtió este fin de semana de las protestas armadas en los 50 estados…

(NOTICIAS YA).- Pare este fin de semana estaba previsto el ensayo de inauguración de la toma de posesión del presidente electo Joe Biden, sin embargo este fue pospuesto por medidas de seguridad ya que hubo una alerta de ataque armado.

LEE: Viajeros a Washington deberán acatar esta medida de Alaska Airlines

El Servicio Secreto no dio explicaciones sobre los cambios en los planes o protocolos a seguir precisamente por seguridad.

El equipo del presidente electo canceló un viaje Amtrak de Wilmington a Washington planeado para el lunes debido a las mayores preocupaciones de seguridad.

Una de las razones por las que se canceló el ensayo es precisamente porque el FBI advirtió este fin de semana de las protestas armadas en los 50 estados.

LEE: Washington D.C. es un territorio bloqueado por la Guardia Nacional

LOS EXTREMISTAS INTENSIFICAN LOS LLAMADOS DE VIOLENCIA ANTES DE LA TOMA DE POSESIÓN

«Trump o la guerra. Hoy. Así de simple».

«Si no sabes cómo disparar: necesitas aprender. AHORA».

«Asaltaremos los edificios gubernamentales, mataremos policías, mataremos guardias de seguridad, mataremos a empleados y agentes federales y exigiremos un recuento».

En las semanas, días y horas previas al asedio del miércoles al Capitolio por parte de los entusiastas partidarios del presidente Donald Trump, las señales de advertencia eran claras: publicaciones en línea de grupos de odio y provocadores de derecha que agitaban por la guerra civil, las muertes de los principales legisladores y ataques a cumplimiento de la ley.

Y ahora, mientras el polvo se asienta y el país lucha por dar sentido a la violencia que dejó cinco muertos, incluido un agente de la Policía del Capitolio de EE.UU., los expertos advierten que los llamados a la violencia solo se han intensificado antes de la toma de posesión, cuando el presidente electo Joe Biden prestará juramento como comandante en jefe.

«Vemos… charlas de estos supremacistas blancos, de estos extremistas que se sienten envalentonados en este momento», dijo Jonathan Greenblatt, director ejecutivo de la Liga Antidifamación, que rastrea y contrarresta el odio. «Estimamos plenamente que esta violencia pueda empeorar antes de mejorar».

«¡¡Trump prestará juramento para un segundo mandato el 20 de enero!!», dijo un comentarista en thedonald.win, un foro en línea a favor de Trump, el jueves, el día después del asedio. «No debemos dejar que los comunistas ganen. Incluso si tenemos que quemar Washington hasta los cimientos. ¡¡Mañana recuperamos Washington y recuperamos nuestro país!!»

Preocupaciones de seguridad antes de la toma de posesión de Biden

John Scott-Railton, investigador principal del Citizen Lab, un grupo de la Universidad de Toronto que monitorea la seguridad cibernética, dijo que está «terriblemente preocupado» por la toma de posesión.

«Si bien el público en general estaba horrorizado por lo que sucedió (el miércoles) en el Capitolio, en ciertos rincones del tipo de conversación de la derecha, lo que sucedió … se considera un éxito», le dijo a CNN.

LEE: Washington, D.C. parece una zona de seguridad militar

En los días y semanas previos al ataque al Capitolio, abundaban las señales de que la protesta podría convertirse en violencia.

Los simpatizantes de Trump asaltan el Capitolio de Estados Unidos luego de un mitin con el presidente Donald Trump el 6 de enero.

Advance Democracy, Inc., un organismo de control independiente del gobierno, destacó las señales de alerta en las redes sociales. En los seis días previos al evento, por ejemplo, hubo 1.480 publicaciones de cuentas relacionadas con QAnon que hicieron referencia al evento y contenían términos de violencia. En Parler, según el informe, varias publicaciones hacían referencia a la guerra, incluidas declaraciones como «la guerra comienza hoy».

Ali Alexander, un activista político que ha organizado manifestaciones a favor de Trump, incluida una de las manifestaciones que convergieron en el césped del Capitolio el miércoles, acusó a la izquierda de «intentar empujarnos a la guerra». A fines de diciembre, Alexander les dijo a sus seguidores en Periscope que él y tres congresistas republicanos, los representantes Paul Gosar y Andy Biggs de Arizona y el representante Mo Brooks de Alabama, planeaban algo grande.

CNN contactó a las oficinas de los tres congresistas, pero solo Biggs respondió, con una declaración de un portavoz que niega que haya trabajado de alguna manera con Alexander o cualquier manifestante.

«El congresista Biggs no está al tanto de haber escuchado o haberse reunido con el Sr. Alexander en ningún momento, y mucho menos de haber trabajado con él para organizar una parte de una protesta planificada», aseguró el portavoz. «No tuvo ningún contacto con manifestantes o alborotadores, ni alentó ni fomentó la concentración o las protestas. Se centró en su investigación y argumentos para trabajar dentro de los límites de la ley y estableció un precedente para restaurar la integridad de nuestras elecciones, y garantizar que todos los estadounidenses, independientemente de la afiliación a un partido, puedan volver a tener total confianza en nuestros sistemas electorales».

Varias organizaciones que monitorean el extremismo en línea emitieron advertencias de antemano.

El 4 de enero, la ADL publicó una extensa publicación en su blog que detallaba las amenazas de violencia relacionadas con la próxima manifestación.

«En respuesta a un usuario que se preguntó qué sucede si el Congreso ignora la ‘evidencia’ de que el presidente Trump ganó las elecciones, un usuario escribió, ‘Asalta el capitolio'», dice la publicación del blog de la ADL.

La publicación indica que aunque no estaba al tanto de ninguna amenaza creíble de violencia planeada para el 6 de enero, «si el pasado es una indicación, la combinación de una presencia extremista en los mítines y la naturaleza acalorada de la retórica sugiere que la violencia es una posibilidad».

También el 4 de enero, un análisis de riesgo de la firma de seguridad G4S indicó que «la retórica actual sugiere que habrá asistentes con intenciones violentas, incluidos grupos de milicias armadas» entre el 6 de enero y la toma de posesión.




Ensayo de inauguración presidencial cambia de fecha tras amenazas

El FBI advirtió este fin de semana de las protestas armadas en los 50 estados...