25 personas se encierran a esperar el fin del mundo en Colombia

Al menos 25 personas pasaron varios días atrincheradas en un edificio de Colombia luego de que un pastor las convenciera de que el pasado jueves sería la segunda llegada de Jesucristo, y por lo tanto, el fin del mundo.  Sin embargo, la secta religiosa establecida en Isabel López, una población rural al norte de Colombia, […]

(NOTICIAS YA).- Al menos 25 personas pasaron varios días atrincheradas en un edificio de Colombia luego de que un pastor las convenciera de que el pasado jueves sería la segunda llegada de Jesucristo, y por lo tanto, el fin del mundo. 

Sin embargo, la secta religiosa establecida en Isabel López, una población rural al norte de Colombia, se quedó esperando “el juicio final” que les había prometido el líder religioso

LEE: Tiroteo en iglesia de Texas deja un pastor muerto y otros heridos

Un culto familiar 

Un evangélico de la ciudad de Barranquilla usó un supuesto mensaje de la biblia para convencer a las personas de que tomaran refugio en un viejo edificio funcionando como templo de la iglesia Berea. La noticia se esparció por todo el pueblo, causando críticas, burlas y preocupaciones. 

Las autoridades del municipio de Sabanalarga, en donde se encuentra el poblado de Isabel López, y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar acudieron a la escena, y rescataron a 7 menores de edad que estaban en la iglesia. 

Los feligreses del culto religioso se caracterizan por ser miembros de la misma familia que presionan a los otros familiares a unirse a la secta o enfrentarse a que los echen de su hogar. 

“Yo tengo dos tías y un sobrino dentro de esa iglesia, además de mi esposa, a quien excluyeron hace poco porque le dijeron que estaba contaminada porque mi hijo no profesaba su fe”, dijo Johnny Angulo al medio Efe

Algunas de las personas de la secta comenzaron a vender sus pertenencias, ya que no las iban a necesitar más cuando llegara el juicio final, dijo Angulo, indicando que todo el pueblo teme por la seguridad de los integrantes de la iglesia Berea.

LEE: Pastor de Texas compró un jet privado con ayudas del coronavirus

Una “orden directa” de Dios

hombre rezando

Los integrantes del culto tenían más de dos semanas en ayuno con el objetivo de “limpiarse” para la “nueva llegada del Mesías”. Las acciones fueron motivadas por el pastor Gabriel Alberto Ferrer Ruiz. 

Antes del incidente, Ferrer Ruiz, quien era profesor de lingüística en la Universidad del Atlántico, abandonó su trabajo. En su carta de renuncia, el pastor le dijo a la institución que había recibido “una orden directa que me dio el Señor Todopoderoso”

Mientras ocurría la escena en Isabel López, la policía de Barranquilla, el ICBF y la Procuraduría llegaron a la residencia de Ferrer Ruiz, en donde encontraron a otras 8 personas reunidas para esperar el día del juicio final, incluyendo dos menores de edad. 

Las personas que están dentro del inmueble están voluntariamente y a motu proprio. No hay nadie retenido a la fuerza y están todos en perfectas condiciones físicas de salud”, dijo el coronel Alex Suárez, comandante operativo de la Policía Distrito Norte. 

Luis Fernando Moreno, personero del municipio de Sabanalarga, dijo que parte del respeto a las creencias religiosas es garantizar la seguridad de las personas que formen parte de una congregación. 

Los personeros son funcionarios públicos de Colombia encargados de proteger y promover los derechos humanos de los ciudadanos. 

Ellos, en términos generales, se encuentran bien y es nuestro deber como representante del ministerio público garantizar sus derechos”, dijo Moreno, agregando que algunos de los miembros de la secta en Isabel López requirieron de atención médica. 

Luego de que el “juicio final” no llegó, Ferrer Ruiz publicó un video de Facebook indicando que los integrantes del culto no planean cometer un suicidio colectivo. 

LEE: ¡Se declara culpable! Pastor que se hizo pasar por abogado y robó más de $1 millón a inmigrantes




25 personas se encierran a esperar el fin del mundo en Colombia