Familias inmigrantes piden acción de la nueva administración

 Organizaciones en defensa de la comunidad inmigrante se han comprometido a manifestarse una vez por semana en la Capital del país, durante los primeros 100 días de la nueva administración Biden-Harris. Esto con el objetivo de ejercer presión sobre las autoridades legislativas para acabar con las detenciones extendidas, las deportaciones masivas y la separación de […]

(NOTICIAS YA).- Organizaciones en defensa de la comunidad inmigrante se han comprometido a manifestarse una vez por semana en la Capital del país, durante los primeros 100 días de la nueva administración Biden-Harris.

Esto con el objetivo de ejercer presión sobre las autoridades legislativas para acabar con las detenciones extendidas, las deportaciones masivas y la separación de familias migrantes.

La coalición encabezada por la organización CASA llegó a Freedom Plaza para manifestarse en contra de los procesos migratorios que conllevan a la desintegración de las familias inmigrantes, buscando también recordarle a la nueva administración su responsabilidad en acabar con estas prácticas.

“No nos podemos quedar de manos cruzadas ya que creemos que los primeros 100 días son vitales para empujar tanto al congreso como al senado, como a la casa blanca que se hagan responsables de todo lo que prometieron, nosotros ya hicimos nuestro trabajo en la elecciones, creo que ahora es tiempo de que ellos cumplan lo que prometieron a los 11 millones de inmigrantes”, explicó Eliseo Magos, miembro de CASA.

Los manifestantes reconocen los intentos por parte del presidente Biden para establecer normas que prometen un trato más humano a los migrantes, pero enfatizan que se requiere de legislaciones más robustas para generar cambios sustanciales.

“Que nos apoyen con leyes para que se detengan estas deportaciones, la separación familiar no nada más es económicamente, sino también psicológicamente para las niños, ellos crecen con traumas y es muy triste la verdad, duele mucho en el corazón ver a los niños que están llorando por sus padres, ellos no entienden que es lo que está pasando”, comentó Joyce Fajardo, quien ha vivido personalmente los estragos producidos por la deportación de un ser querido.

Mientras que Mirna González detalló la importancia de continuar la lucha en contra de los centros de procesamiento o detención operados por entidades como el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, mejor conocido como ICE.

“Nosotros directamente estamos afectados porque en Pennsylvania tenemos el centro de detención de Berks, está en nuestra área, nuestras familias están sufriendo, están viendo esta situación, es duro es difícil esa impotencia de ver como nuestras familias inmigrantes están en ese centro de detención y no poder hacer mas nada que ejercer presión para que se cierren verdad”, concluyó González.

Por su parte representantes de la administración Biden-Harris mantienen que lograr cambios más permanentes no se lograran de manera inmediata, debido en parte por lo dañino que han sido los últimos cuatro años a la comunidad migrante.

 

 




Familias inmigrantes piden acción de la nueva administración