San Diego trabaja en programa para detectar COVID-19 y reabrir escuelas de manera segura

El objetivo es identificar rápidamente a los niños o miembros del personal que están infectados con COVID-19.

(NOTICIAS YA).-El Condado de San Diego junto con la Universidad de California en San Diego (UCSD, por sus siglas en inglés) trabaja en un programa piloto para detectar el COVID-19 para que las escuelas vuelvan a abrir de manera segura.

El sistema de Alerta Temprana “Safer at School, o "Sassy" como lo llaman los participantes, es un programa basado en evidencia para detectar el SARS-CoV-2 en escuelas y centros de cuidado infantil. El proyecto comenzó con tecnología lanzada como parte del programa Return to Learn de UC San Diego, que recolecta muestras diarias de aguas residuales que se analizan para detectar el coronavirus diseminado.

Durante los últimos cuatro meses, Safer at School Early Alert se ha puesto a prueba en 10 escuelas y dos centros de cuidado infantil dentro de las comunidades con mayor riesgo de COVID-19, incluidas San Ysidro, Chula Vista, El Cajon, Southeastern San Diego y Vista.

“Sabemos que a través de la pandemia, la brecha educativa se ha ensanchado, a menudo en nuestras comunidades más afectadas por la pandemia”, dijo Nathan Fletcher, presidente de la Junta de Supervisores del Condado de San Diego. “En mis conversaciones con los investigadores de UCSD y mi Grupo Asesor Científico de COVID-19, quedó claro que había alternativas de menor costo a las pruebas regulares que permitirían que algunos de los estudiantes más afectados regresaran a la escuela de manera segura. A través de este piloto y la financiación a través de la Ley CARES federal aprobada por la Junta, hemos podido probar nuevas opciones de prueba. Espero que podamos ampliar este programa".

A través del monitoreo diario de aguas residuales y superficies, la Alerta Temprana de Safer at School prueba la presencia de partículas del coronavirus y se combina con una estrategia de prueba receptiva. El objetivo es identificar rápidamente a los niños o miembros del personal que están infectados con COVID-19 antes de que ocurra un brote, de acuerdo al condado.

Los tres elementos del programa piloto son:

  1. Utilizar un robot en una salida de aguas residuales para recolectar muestras diarias de aguas residuales que se analizan en la Facultad de Medicina de UC San Diego, limpieza diaria de pisos en busca de partículas de virus que se hayan asentado y un programa de prueba de PCR sin costo. Los centros de cuidado infantil también envían pañales usados ​​para analizar muestras fecales en niños que aún no han aprendido a ir al baño.
  2. Monitoreo diario de la superficie. Los maestros o el personal usan un hisopo para tomar muestras de una sección de un pie cuadrado del centro del piso en un salón de clases, que es donde los aerosoles tienden a asentarse y se analizarán diariamente en el laboratorio de UC San Diego.
  3. Examinar a los niños y al personal en cada lugar. Los niños y el personal que voluntariamente dan su consentimiento se someten a la prueba PCR COVID-19 gratuita en su escuela o centro de cuidado infantil en respuesta a un resultado positivo del control de aguas residuales o de superficie.

“La reapertura segura de las escuelas sigue siendo una prioridad para el condado de San Diego”, dijo Wilma J. Wooten, M.D., M.P.H., oficial de salud pública del condado. "Lo que UC San Diego ha demostrado con el programa piloto de Alerta Temprana de Safer at School modela los tipos de pasos que pueden ayudarnos a regresar a la educación en el aula sin dejar de luchar contra el virus".




San Diego trabaja en programa para detectar COVID-19 y reabrir escuelas de manera segura

El objetivo es identificar rápidamente a los niños o miembros del personal que están infectados con COVID-19.