Mueren dos jóvenes en trágico accidente automovilístico tras salir de un partido en San Diego

Varios jóvenes que salían de un partido de fútbol, estaban «manejando a exceso de velocidad o jugando carreras en la calle» cuando pasó el trágico accidente.

(NOTICIAS YA).-La Oficina del Médico Forense del Condado de San Diego dio a conocer los nombres de las dos víctimas que murieron en un choque en Linda Vista el viernes por la noche.

Se trata de Haley Takeda, de 21 años, residente de San Diego, y Marc Anthony George III, de 17 años, residente de San Diego, quienes murieron tras un violento choque cerca de Kearny Senior High School.

El mortal accidente se registró el viernes 19 de marzo alrededor de las 11 p.m., en la cuadra 2700 de Genesee Avenue, cuando varios jóvenes que salían de un partido de fútbol, estaban "ya sea manejando a exceso de velocidad o jugando carreras en la calle" cuando el Toyota perdió el control, le dio un golpe lateral al Nissan y se estrelló contra el Mazda en el que se encontraba Takeda.

El joven de 17 años fue declarado muerto en un hospital local. Dos de sus tres pasajeros resultaron gravemente heridos y sus condiciones actuales se desconocen en este momento.

La joven de 21 años, estudiante de la Universidad de San Diego, fue declarada muerta en el Sharp Memorial Hospital el sábado. Los dos pasajeros de Takeda sufrieron heridas que ponen en riesgo sus vidas, dijo la policía. Sus condiciones actuales se desconocen en este momento.

En un comunicado, la Universidad de San Diego dijo que Takeda era una estudiante con especialización en Negocios Internacionales y español, y directora de Diversidad Equidad e Inclusión de la hermandad Kappa Alpha Theta. También fue miembro del equipo de baile de la universidad.

La policía de San Diego está investigando la causa del accidente. Cualquier persona que tenga información sobre el accidente debe llamar a Crime Stoppers al 888-580-8477.




Mueren dos jóvenes en trágico accidente automovilístico tras salir de un partido en San Diego

Varios jóvenes que salían de un partido de fútbol, estaban "manejando a exceso de velocidad o jugando carreras en la calle" cuando pasó el trágico accidente.