Ángeles Elena Van Ryzin, orgullo hispano de la industria automotriz

La ingeniera mexicana ayudó a construir el Kia Telluride, SUV de lujo diseñado para el mercado estadounidense

(NOTICIAS YA).- Aprovechando que seguimos en el Mes de la Mujer, no nos olvidemos de aquellas que están logrando que la industria automotriz abra cada vez más sus puertas al talento femenino.

Conozcamos con orgullo a la ingeniera mexicana Ángeles Elena Van Ryzin, que ayudó a construir el Kia Telluride, un SUV de lujo diseñado específicamente para el mercado estadounidense. Ella personifica la filosofía de la marca Kia, “Give it Everything” (“darlo todo”).

Nacida en Zacatecas, México, Van Ryzin tenía 5 años cuando emigró con su familia a Pomona, California. Atribuye su éxito a los sacrificios y el apoyo de sus padres.

Ángeles trabajó duro para convertirse en ingeniera, incluso cuando no tenía ningún modelo a seguir y la sociedad le aseguraba que este campo no era para ella. Estudió en la Universidad Cal Poly Pomona y en 2009 se graduó como ingeniera mecánica.

VIDEO: 10 mujeres estadounidenses que han hecho historia en el deporte

Van Ryzin formó parte de la Sociedad de Ingenieros Profesionales Hispanos (SHPE) y la Sociedad de Mujeres Ingenieras (SWE). En su último año se unió a la Sociedad de Ingenieros Automotrices (SAE), donde construyó un auto de carreras y participó en una competencia internacional en Alemania.

No me considero una entusiasta de los autos, pero al crecer, vi a mi papá trabajar en los autos de nuestra familia”, recuerda Van Ryzin.

Como los automóviles son esenciales para nuestra movilidad, pensó que al trabajar en la industria automotriz ayudaría a las personas. “Una de mis cosas favoritas de trabajar en esta industria es que puedo ver el producto final en la carretera”, destacó la ingeniera.

Haber vivido en los Estados Unidos la mayor parte de su vida no la ha hecho perder el contacto con su herencia mexicana.

“Combinamos tradiciones americanas y mexicanas, haciéndolo nuestro. Por ejemplo, para el Día de Acción de Gracias, tenemos comida tradicional mexicana como el pozole además de un pavo bañado en chile”, explica Van Ryzin, añadiendo que su familia continúa hablando y reforzando el español en casa.

LEE: Estos son los autos del 2021 "con sabor latino"

En 2011 se unió a la familia HATCI (Centro Técnico Hyundai-Kia) en el departamento de Sistemas de Propulsión. Desde entonces se ha centrado en el modelo Telluride de Kia, donde lideró el diseño de capacidad de conducción del tren motriz, la programación de la transmisión y la calibración de par.

En otras palabras, ayudó a lograr la facilidad de conducción y la eficiencia de combustible del vehículo.

Telluride tenía sus desafíos únicos, y había mucho en juego; ser el SUV insignia más grande de Kia y, además, estaba equipado con un nuevo motor. Ser parte de algo nuevo ha sido emocionante. Este programa también fue la mayor responsabilidad que he tenido desde que trabajo para Kia”, explicó Van Ryzin.

Cabe destacar que Van Ryzin comenzó a trabajar en el Kia Telluride con un viaje a Corea a los 5 meses de embarazo, y en ese mismo estado tuvo que seguir soportando las altas temperaturas del “Valle de la Muerte”.

Poco después, la ingeniera se convirtió en madre por primera vez, lo que agrega otros desafíos a su carrera, pero también hace que cada momento que pase con su bebé sea extraordinario.

Ángeles afirma que su estilo de conducción ha cambiado después de convertirse en madre, al igual que su visión de los automóviles. “Ahora le doy prioridad a la suavidad”, expuso.

LEE: ¿Cuáles son los autos que superan la marca de 200,000 millas?

Para las jóvenes que buscan seguir su ejemplo, ella tiene un consejo directo: “Continúen. Es un camino difícil, pero con cada desafío, la recompensa es mucho mayor. No se desanimen”.

Van Ryzin exhortó a las mujeres que buscan entrar a su industria a no dejarse influenciar por los comentarios negativos o sexistas. “Conviértelo en algo positivo y usa estos comentarios y acciones como combustible para demostrar a todos lo que puedes hacer”, expresó.

“Tengo tres hermanos, y mis padres siempre me permitían hacer deporte y ensuciarme con mis hermanos sin importar cómo se supone que las chicas deben ser. Me apoyaron en lo que quería ser, y cuando les dije que quería estudiar ingeniería, no fueron más que un apoyo. Ser mujer no es una limitación para hacer ningún trabajo”, dijo Van Ryzin.

“¡Siéntete orgullosa de tu herencia, no tengas miedo de brillar donde vayas y dalo todo! Puede ser un camino difícil, pero toma cada desafío como un trampolín para tus objetivos. Usa cualquier comentario negativo como combustible para impulsarte a donde quieras ir”, concluyó Van Ryzin.

*Nota de Enrique Kogan - Syndicate Auto News Wire

 

VIDEO RELACIONADO:




Ángeles Elena Van Ryzin, orgullo hispano de la industria automotriz

La ingeniera mexicana ayudó a construir el Kia Telluride, SUV de lujo diseñado para el mercado estadounidense