“Lo primero que pensé es que esto no podría ser real”: Amigo de Ahmad Alissa

Alissa fue descrito por su familia como un joven con problemas mentales, quien sufrió de acoso escolar y racismo por sus raíces sirias.

(NOTICIAS YA).-Las autoridades allanaron durante la madrugada de este martes, la vivienda en la que vivía Ahmad Al Aliwi Alissa, el hombre que acabó con las vidas de 10 personas en un supermercado de Boulder.

Los vecinos del vecindario de Arvada, Colorado, en el que reside la familia Alissa, fueron despertados bruscamente por los llamados de advertencia del Buró Federal de Investigaciones, que indicaban “Este es el FBI, todos deben salir con las manos arriba”.

En ese momento, los residentes del lugar descubrieron que el joven solitario que llevaba años siendo su vecino había sido el presunto responsable de la masacre que ocurrió el lunes en un King Soopers.

Ahmad Alissa, de 21 años, utilizó una pistola estilo AR-15 modificada, según documentos oficiales, para disparar en contra de decenas de personas inocentes, algo que no terminan de creer quienes le conocían.

“Lo primero que pensé es que esto no podría ser real. Él es un chico callado”, indicó Damián Cruz, presunto amigo del agresor.

Los vecinos aseguran que a su vecindario también llegaron agentes de la Oficina de Investigaciones de Colorado, quienes estuvieron cerca de 90 minutos dentro de la vivienda de Alissa, quien fue descrito por su familia como un joven con problemas mentales, quien había sufrido de acoso escolar y racismo por sus raíces sirias.

“Él había hablado sobre cómo los musulmanes son tratados horribles, no con la misma igualdad que los demás, que sólo por sus nombres a todos los etiquetaban, les decían que eran ISIS”, agregó Cruz, quien conoció de cerca a Ahmad.

Por su parte, Ali Aliwi Alissa, hermano del tirador, expresó que éste estaba paranoico desde el 2014, ya que sentía que lo perseguían, al punto de llegar a tapar con cinta adhesiva la cámara de su computador.

En su cuenta de Facebook, Ahmad decía que personas racistas no le dejaban vivir una vida normal, incluso en una publicación aseguró que su escuela secundaria había hackeado su teléfono celular.

Adicionalmente, se pudo conocer que, en el 2017, Alissa tuvo una pelea con un compañero de clases, a quien golpeó hasta dejarle heridas y hematomas, por lo que fue sentenciado a probatoria y servicios comunitario por un delito menor.




“Lo primero que pensé es que esto no podría ser real”: Amigo de Ahmad Alissa

Alissa fue descrito por su familia como un joven con problemas mentales, quien sufrió de acoso escolar y racismo por sus raíces sirias.