Desgarradores testimonios en el juicio por la muerte de George Floyd

Una bombera, una niña de 9 años y tres estudiantes de preparatoria, dieron detalles de cómo vieron a Floyd morir lentamente

(NOTICIAS YA).- El juicio por la muerte de George Floyd avanzó con los desgarradores testimonios de varias personas que lo vieron morir lentamente bajo las rodillas del expolicía Derek Chauvin, entre ellos una niña de 9 años, una bombera y tres estudiantes de preparatoria.

Fueron seis transeúntes los que testificaron en el segundo día del juicio penal de Chauvin y todos coincidieron en sentimientos de horror, miedo e impotencia, al recordar en el tribunal de Minneapolis lo que vieron el 25 de mayo de 2020.

Incluso, el luchador profesional de artes marciales, Donald Williams, aseguró que se sintió asustado en ese momento. Su testimonio inició desde el lunes y continuó este martes, cuando se destacó que fue una de las tres personas que denunciaron a la policía el comportamiento de la policía.

LEE: Chauvin se arrodilló sobre el cuello de George Floyd por más de 9 minutos

“Creí haber sido testigo de un asesinato”, destacó Williams sobre sus pensamientos tras ver a Chauvin empujando su peso en contra de Floyd, a pesar de que ya no respondía.

“Estaba triste y un poco enojada”, testificó la niña de 9 años. “Porque se sentía como si estuviera dejando de respirar, y era como lastimarlo”, dijo la pequeña expresando sus sentimientos.

Todos los testigos llegaron a la escena con la intención de comprar bocadillos en la tienda Cup Foods o buscando aire fresco, solo para presenciar el último aliento de un hombre.

Genevieve Hansen, bombera de Minneapolis y EMT certificada, recordó que salió a caminar en su día libre cuando se encontró con la brutal escena y pidió repetidamente a la policía que le revisara el pulso, en un intento por ayudar a Floyd, pero ellos se negaron.

“Intenté razonar con calma, intenté ser asertiva, supliqué y estaba desesperada”, testificó. “Estaba desesperada por ayudar”, destacó Hansen, quien también llamó al 911 para informar lo que había hecho la policía.

La llamada de Hansen fue la tercera de ese tipo. Además de Williams, un despachador del 911 de Minneapolis que vio el arresto en un video en vivo testificó el lunes que alertó a un sargento de la policía.

No se estaba moviendo y estaba esposado, y tres hombres adultos poniendo todo su peso sobre alguien es demasiado”, destacó Hansen en el tribunal.

La testigo dijo que se identificó como bombera de Minneapolis y se movió para ayudar, pero el exoficial Tou Thao le negó el acceso para tratar a Floyd, algo que aseguró la hizo sentir “totalmente angustiada”.

LEE: ¿Habrá justicia? se pregunta el mundo ante juicio por George Floyd

Finalmente filmó parte del arresto de Floyd en su teléfono y luego llamó al 911 para denunciarlo.

Hansen terminó su participación en el juicio siendo amonestada por el juez Peter Cahill, quien le pidió que respondiera las preguntas y dejara de discutir el abogador defensor Eric Nelson.

“No sé si alguna vez has visto a alguien morir frente a ti, pero es muy perturbador”, dijo Hansen sarcásticamente al responder el interrogatorio de Nelson.

Al igual que Hansen, dos de los estudiantes de preparatoria tomaron videos de Floyd con teléfonos celulares, que fueron reproducidos en la corte para el jurado.

La adolescente que tomó el video que se hizo viral, Darnella Frazier, testificó entre lágrimas que vio a su propio padre, hermanos, primos y amigos negros en Floyd.

“Han pasado noches en las que me he quedado despierta disculpándome con George Floyd por no hacer más, no interactuar físicamente y no salvar su vida. Pero no es lo que debería haber hecho, es lo que él (Chauvin) debería haber hecho”.

LEE: Aprueban acuerdo de $27 millones para patrimonio de George Floyd

La tercera estudiante dijo que vio a Chauvin clavar su rodilla en el cuello de Floyd y que en algún momento, él sacó su gas y comenzó a agitarlo mientras los transeúntes pedían a los oficiales que se bajaran de Floyd. “Tenía miedo de Chauvin”, dijo la adolescente.

Alyssa Nicole Funari, de 18 años, y su amiga de 17 años, dijeron que iban a ir a Cup Foods para conseguir un cable auxiliar el día que Floyd murió. Funari grabó tres videos del incidente con el teléfono de su amiga, de acuerco con USA Today.

El testimonio desgarrador de los transeúntes impulsó el discurso de apertura de la fiscalía a los miembros del jurado, que se centró en el video de los 9 minutos y 29 segundos que Chauvin se arrodilló sobre el cuello de Floyd.

Se espera que el testimonio de los testigos en el juicio dure unas cuatro semanas, seguidas de las deliberaciones del jurado.

Con información de CNN. 




Desgarradores testimonios en el juicio por la muerte de George Floyd

Una bombera, una niña de 9 años y tres estudiantes de preparatoria, dieron detalles de cómo vieron a Floyd morir lentamente