Aumentan detenciones en la frontera pero caen deportaciones con Biden

El total de inmigrantes detenidos se redujo a 14 mil en marzo, cuando en 2019 llegó a alcanzar los 56 mil

deportados

(NOTICIAS YA).- Las autoridades migratorias federales han realizado menos arrestos y deportado a menos inmigrantes desde que Joe Biden asumió la presidencia.

De acuerdo con un reporte del Wall Street Journal, los arrestos del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) se redujeron en aproximadamente dos tercios en marzo, en comparación con las cifras registradas hacia el final de la administración Trump, números que ya se habían reducido por la actual pandemia.

Una de las promesas de campaña de Biden, destaca el WSJ, fue reducir las deportaciones y limitar el alcance de ICE. Aunque un juez federal reanudó las deportaciones pausadas por el actual gobierno, ha habido un marcado descenso en las actividades de la agencia.

Las deportaciones cayeron casi un 50%, mientras que el total de inmigrantes detenidos se redujo a 14 mil en marzo, cuando en 2019 llegó a alcanzar los 56 mil.

LEE: Gobierno Biden aumenta campaña para convencer a migrantes de no venir

Sin embargo, al mismo tiempo, los arrestos de migrantes en la frontera sur de Estados Unidos están alcanzando su nivel más alto en 15 años.

En marzo, la Patrulla Fronteriza arrestó a más de 170 mil migrantes que cruzaron la frontera ilegalmente, cuando en febrero la cifra fue de 97 mil. La mayoría de los detenidos son regresados a México inmediatamente, mientras que los menores de edad son trasladados a refugios operados por el Departamento de Salud y Servicios Humanos.

Asimismo, unos mil migrantes han logrado ingresar al país sin ser detectados, de acuerdo con fuentes cercanas a esta problemática.

LEE: Ley bipartidista otorgaría mil millones de dólares a crisis fronteriza

Los lineamientos de ICE por parte del actual gobierno urgen a los oficiales a ir detrás de aquellos que cruzaron la frontera ilegalmente y no fueron inmediatamente devueltos por la Patrulla Fronteriza, así como aquellos que han sido determinados como “amenazas” para la seguridad nacional o pública.

Lo anterior incluye a personas que han cometido crímenes serios como homicidio, violación y tráfico de personas, y no los delitos por los que los inmigrantes son arrestados con mayor frecuencia, particularmente conducir bajo la influencia.

Los oficiales que quieran arrestar a cualquier persona fuera de estas categorías deben contar con la aprobación escrita de sus superiores en ICE, lo que además los obliga a reunir reportes policiales y otros documentos para respaldar su caso.

LEE: Unos 26 mil menores estarían llegando a la frontera en septiembre

Sin embargo, algunas autoridades han expresado su frustración ante esta situación, pues aseguran que los recursos de la agencia no están tan limitados y que el proceso para arrestar a alguien se ha vuelto innecesariamente complicado.

“Las guías actuales nos llevan a un punto en el que alguien debe ser victimizado, violentamente, antes de que nuestras leyes migratorias puedan ser ejecutadas”, consideró Jon Feere, asesor de ICE durante la administración Trump.

Como él, muchos consideran que la administración Biden está incumpliendo su responsabilidad de hacer valer las leyes migratorias.

“Realmente están ‘destripando’ nuestras leyes migratorias y es parte de una agenda radical de la administración Biden”, expresó Mark Brnovich, fiscal general de Arizona, quien actualmente demanda al gobierno en turno.

 

VIDEO RELACIONADO:




Aumentan detenciones en la frontera pero caen deportaciones con Biden

El total de inmigrantes detenidos se redujo a 14 mil en marzo, cuando en 2019 llegó a alcanzar los 56 mil