Vinos que van bien con todo

Desde el aperitivo hasta los postres.

copa de vino

(NOTICIAS YA).-Hay vinos que van bien con todo, desde el aperitivo hasta los postres.

Se trata de opciones de armonías entre comida y vinos que van bien con todo para desmontar los llamados 'maridajes imposibles', de acuerdo con información de El Español.

Se habla mucho de maridajes y de armonías. La búsqueda de la combinació perfecta entre la comida y la bebida,  es un ejercicio cultural, según expertos. Y para un un aprendiz de sumiller, conjuntar acidez, sabores, texturas y aromas es una de las actividades más apasionantes.

Pero si no eres un experto, ¿cómo encontrar el vino perfecto? Tranquilo, no hay tanto lío, debido a que existen vinos ‘todoterreno’ que van con todo, desde los aperitivos hasta el postre:

Un vino blanco 

  • Los vinos blancos con cuerpo combinan perfectamente con crustáceos a la brasa, moluscos de concha y pescados de sabor intenso.
  • Los blancos criados en madera son deliciosos como acompañantes de pescados y mariscos condimentados, pero también con aves o ternera a la parrilla, carnes ahumadas e incluso marinadas, sopas y cremas.

Un tinto joven 

  • Va bien con embutidos como para legumbres, cocidos y guisos de cuchara, asados, parrillas, caza, y hasta para acompañar quesos ahumados y aromáticos.
  • El pescado no requiere automáticamente un vino blanco. El salmón, al ser un pescado graso, el bonito, el atún y el bacalao casan a la perfección con tintos jóvenes y de maceración carbónica.
  • Si tu pescado lleva una salsa roja, un pinot noir con poca madera se convertirá en su mejor amigo.

Un rosado 

El rosado vale para todo:

  • Desde las entradas frías y las ensaladas hasta los platos principales. Los salmones, al igual que los ahumados. Pero también las calderetas, las carnes blancas, las carnes guisadas, el pollo y el pavo.
  • Las tortillas, los quesos frescos o de pasta blanda y, especialmente las paellas y los arroces.
  • Por si fuera poco, sólo un rosado puede amansar el sabor de las anchoas.

Un espumoso seco

Espumosos como el champá, armonizan con todo tipo de comida:

  • El queso, el caviar y el salmón ahumado son los grandes compañeros del champán, al igual que los pescados con mantequilla, el foie y la trufa, que gana en sabor junto a un blanc de noirs con crianza.
  • En líneas generales, acertarás si optas por un cava seco para platos salados y con cierta grasa o para una pasta cremosa, y te felicitarán si eliges uno con marcada acidez para acompañar cocina china, vietnamita, coreana o thai.

Cabe mencionar que, la pasta es uno de esos platos versátiles que armoniza bien con blancos, rosados o tintos. Y para acertar con el maridaje entre tanta variedad, pon atención a la salsa. 




Vinos que van bien con todo

Desde el aperitivo hasta los postres.