Padres encontraron la muerte tras cruzar la frontera por amor a su hijo

Un matrimonio de inmigrantes mexicanos encontró la muerte tras cruzar ilegalmente la frontera con la intención de llegar hasta Arkansas para ver a su hijo accidentado

(NOTICIAS YA).- Un matrimonio de inmigrantes mexicanos encontró la muerte por amor tras salir de su estado natal para cruzar ilegalmente la frontera de Estados Unidos, ambos tenían la firme intención de llegar hasta Arkansas para ver a su hijo accidentado.

Las trágicas historias detrás del accidente que cobró la vida de 13 inmigrantes a inicios de marzo al sur de California continúan exponiéndose y mostrando la realidad que enfrentan quienes por una u otra razón deciden cruzar ilegalmente la frontera entre México y Estados Unidos.

María Guadalupe Vargas nunca había estado en Estados Unidos, pero no dudo en dejar todo en Morelia, Michoacán, para dirigirse a ese país luego de recibir la noticia de que uno de sus hijos se había accidentado en Arkansas.

LEE: 7 mujeres están entre los inmigrantes muertos en choque al sur de CA

“Por su amor de madre decidió ir a buscar a mi hermano, quien además tiene un hijo pequeño, pero no pensó que algo así fuera a ocurrir”, relató Elizabeth Méndez, hija de María Guadalupe, a La Opinión.

María no salió sola de Michoacán, su esposo, José Rogelio Méndez Orozco, la acompañó fielmente en su salida con destino a la ciudad fronteriza de Mexicali, en donde tenían planeado cruzar hacia California y de ahí viajar a Arkansas.

Su amor de padres los movió sin importar los peligros y sin imaginar un trágico final.

La pareja encontró la manera de contactarse con un “pollero” o “coyote”, como se le conoce a los traficantes de inmigrantes, y finalmente, durante la madrugada del 2 de marzo, cruzaron la frontera.

María Guadalupe y José Rogelio fueron dos de las 25 personas que ocupaban una camioneta Ford Expedition que fue embestida por un camión de carga en el Condado Imperial, momentos después de cruzar por un agujero en el muro fronterizo.

El impacto fue tal que la camioneta quedó destruida y varios de sus ocupantes salieron proyectados, quedando tendidos en la carretera. El saldo fue de 13 inmigrantes muertos, entre ellos el matrimonio que buscaba llegar con su hijo.

LEE: Al menos 13 muertos en choque al sur de California

La noticia del accidente conmocionó a la comunidad internacional y no tardó en llegar a oídos de Elizabeth, quien de inmediato temió por la vida de sus padres. La pareja se había comunicado por última vez con su hija para avisarle que ya iban a cruzar la frontera.

Tras un día sin respuestas, Elizabeth llamó al consulado de México en San Diego para obtener información del accidente y entonces se enteró que entre las víctimas estaban dos que tenían identificaciones con los nombres de sus padres.

Sabiendo que un familiar tenía que reconocer los cuerpos, la mujer también salió de Michoacán, pero con destino a Tijuana para dirigirse a la garita de Otay y pedir que la dejaran cruzar la frontera para ver a sus padres, pero solo le pidieron más documentos.

Con todos los papeles que le habían solicitado, Elizabeth se dirigió nuevamente a la garita, esa vez en San Ysidro, pero le dijeron que el consulado no le había dado autorización de cruzar la frontera.

LEE: Joven murió en los brazos de su madre dentro de la SUV tras el choque en CA

Carlos González Gutiérrez, cónsul de México en San Diego, aseguró que personal del consulado acompañó a la mujer para solicitar un permiso humanitario, pero fue negado por el supervisor en turno de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), de acuerdo con La Opinión.

Elizabeth no tuvo otra opción que regresar a Michoacán sin ver a sus padres, hasta que sus cuerpos fueron repatriados con ayuda del consulado mexicano.

Finalmente, los restos de María Guadalupe y José Rogelio descansan en un cementerio de su comunidad. Mientras tanto, a su hijo accidentado lo ayudaron otros dos hermanos que viven en Arkansas, de acuerdo con el mismo medio.




Suscríbete a Nuestro Newsletter

Elige tu Mercado

Selecciona el territorio del que deseas ver contenido.

Padres encontraron la muerte tras cruzar la frontera por amor a su hijo

Un matrimonio de inmigrantes mexicanos encontró la muerte tras cruzar ilegalmente la frontera con la intención de llegar hasta Arkansas para ver a su hijo accidentado