1 salvadoreño y 1 guatemalteco con procesos por homicidio en sus países, fueron deportados

Uno de ellos buscó protección para evitar su deportación en Estados Unidos, pero fue en el proceso legal que descubrieron que tenía orden de captura en su país de origen

(NOTICIAS YA).- Los oficiales del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) deportaron a un ciudadano salvadoreño de 37 años buscado por homicidio agravado en El Salvador y lo entregaron a las autoridades policiales del país centroamericano el 9 de abril.

César Enrique Castro Martínez estuvo viviendo irregularmente en los Estados Unidos y se consideró una prioridad de aplicación de la seguridad pública para las Operaciones de Ejecución y Remoción (ERO, por sus siglas en inglés) de ICE.

LEE: ICE permitirá a inmigrantes apelar sus arrestos o deportaciones

El 30 de julio de 2013, el Juez de Tercera Instancia en lo Penal de Santa Ana, El Salvador, emitió una orden de captura contra Castro Martínez e Interpol publicó una Notificación Roja para su detención, el 15 de mayo de 2019.

Los oficiales de ERO en Los Ángeles recibieron una remisión de Interpol que identificaba a Castro Martínez como sujeto de una orden de arresto y una Notificación Roja, y lo arrestaron durante una operación policial dirigida en Irvine, California, el 26 de agosto de 2019.

LEE: Familias migrantes exigen un alto a las deportaciones de ICE

Un juez de inmigración ordenó a Castro Martínez se mudó a El Salvador el 4 de febrero.

ERO El Salvador y su grupo de trabajo de Security Alliance for Fugitive Enforcement (SAFE, por sus sigas en inglés) brindaron asistencia para llevar a cabo la deportación de Castro Martínez.

DEPORTACIÓN DE GUATEMALTECO EN WASHINGTON D.C.

Los oficiales de Operaciones de Ejecución y Remoción (ERO, por sus siglas en inglés) del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (conocido por sus siglas en inglés como ICE) deportaron a un hombre el 9 de abril, buscado por el Gobierno de Guatemala por cargos que incluyen robo con agravantes, intento de asesinato y asesinato.

Ismael Sánchez Alvarado, de 28 años, fue removido de los Estados Unidos mediante un vuelo chárter de Operaciones Aéreas de ICE y fue transferido a la custodia de las autoridades policiales guatemaltecas.

Sánchez Alvarado fue objeto de una notificación roja de Interpol y se consideró un caso de deportación de extranjeros fugitivos.

"Este caso demuestra la importancia de mantener una comunicación internacional sólida para garantizar que las personas buscadas por delitos graves en su país de origen no puedan buscar refugio en los Estados Unidos", dijo David O'Neill, director interino de la oficina de campo de ERO Washington, DC.

"ERO se compromete a hacer cumplir nuestras leyes de inmigración y garantizar que los criminales como Sánchez Alvarado estén sujetos a esas leyes."

Sánchez Alvarado ingresó irregularmente a los Estados Unidos en una fecha desconocida y en un lugar desconocido.

LEE: Juez bloquea indefinidamente la pausa de Biden a las deportaciones

El 8 de abril de 2019, la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos arrestó a Sánchez Alvarado cerca de Santa Teresa, Nuevo México, y se le notificó que compareciera ante un tribunal de inmigración.

Más tarde fue trasladado a ERO en El Paso, Texas, y puesto en libertad con instrucciones de presentarse a ERO Washington, D.C.

El 22 de abril de 2019, Sánchez Alvarado fue inscrito en el Programa Alternativo a la Detención (ATD por sus siglas en inglés).

ERO Washington fue notificado con difusion Roja de la interpol y la orden de arresto extranjera para Sánchez Alvarado el 29 de enero de 2020.

Al día siguiente fue arrestado en la oficina en Richmond, Virginia y posteriormente detenido bajo la custodia de ICE.

El 12 de enero, un juez de inmigración en Arlington, Virginia, ordenó que Sánchez Alvarado fuera trasladado a Guatemala y denegó su solicitud de asilo, debido a sus cargos penales internacionales pendientes, Sánchez Alvarado es considerado una amenaza para la seguridad pública.




1 salvadoreño y 1 guatemalteco con procesos por homicidio en sus países, fueron deportados

Uno de ellos buscó protección para evitar su deportación en Estados Unidos, pero fue en el proceso legal que descubrieron que tenía orden de captura en su país de origen