Los directivos del albergue esperan verse beneficiados por el Plan de Rescate

La Frontera de Caridades Católicas prepara todo para pedir ayuda financiera al gobierno

migrantes caravana rumbo a juarez

Laredo es una ciudad que siempre se ha caracterizado por su nobleza y buen corazón, ahora ante la entrada de muchos migrantes el albergue La Frontera de Caridades Católicas ha venido desempeñando un papel muy importante en los últimos meses, brindando una ayuda invaluable a los cientos de migrantes que entran y se quedan en la ciudad ya sea por  días, horas o semanas.

Ahora este albergue se esta preparando para pedir la ayuda que ofrece el gobierno de 114 millones de dólares en fondos  de su Plan de Rescate que dará a fundaciones sin fines de lucro, que brinden apoyo a los migrantes.

La mayoría de los migrantes que llegan al lugar, cargan una historia llena de momentos amargos, una vida triste, y al estar en otro lado completamente desconocido para ellos, se mantienen alertas ante el miedo y la incertidumbre que embarga día con día las esperanzas de poder reencontrarse con familiares o amigos y  empezar el tan anhelado sueño americano.

El hambre, la pobreza, la falta de ropa y un lugar para pasar  la noche es  sin duda las primeras interrogantes que tienen estas personas. Este albergue La Frontera de Caridades Católicas, hace todo lo posible para que los  migrantes puedan cubrir sus primeras necesidades y sentirse a salvo en este lugar.

 

Lo que realmente hace la diferencia es el entusiasmo y el buen corazón de todas las personas que trabajan ahí y la de los voluntarios también, esa buena voluntad de servir al prójimo va más allá, se necesita hacer una labor enorme para  conseguir donativos que cubran los gastos que se hacen por comida, ropa y gastos de trabajadores para poder seguir brindando la ayuda humanitaria.

Aquí llegan en promedio un total de 100 migrantes indocumentados diarios, hay solo 5 empleados y el voluntariado por parte de las Hermanas de la Congregación de las Ursulinas, quienes hacen muchas tareas para atender a todos los que llegan al lugar.

Recibir apoyo por parte de las autoridades, sería un gran logo para seguir dando desayuno, comida y cena, a un número considerable de personas a diario,  para hacer más confortable su estadía, no solo  es darles esos recursos, también les brindan confianza, les prestan teléfonos para poderse comunicar con sus seres queridos, que sin duda es un alivio emocional muy grande para ellos.




Los directivos del albergue esperan verse beneficiados por el Plan de Rescate

La Frontera de Caridades Católicas prepara todo para pedir ayuda financiera al gobierno