Como de película: Hombre es deportado 3 veces y descubre que es ciudadano estadounidense

Tras 54 años de vivir como “indocumentado”, Torres se enteró que sus verdaderos padres eran ciudadanos estadounidenses, como él.

(NOTICIAS YA).-José Ángel Torres, de 56 años, pensaba que era un inmigrante indocumentado por lo que fue deportado en tres ocasiones a México. Cuando estaba a punto de ser expulsado por cuarta ocasión, pudo confirmar que había nacido en California y no en Baja California como le había hecho creer una pareja que lo crió como si fuera su hijo biológico.

Torres vivió con miedo toda su vida y se escondía de los operativos del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) tras haber sido deportado entre 1997 y 2010; incluso llegó a trabajar en empleos donde recibía efectivo.

De acuerdo a Univision Noticias, todo dio un giro cuando Juana Torres, la mujer que lo crió, confesó antes de morir que no era su madre biológica y que él había nacido en California. Le dijo que conoció a su verdadera madre mientras trabajaba en el campo. Tenía 19 años y no sabía qué hacer con su embarazo. Juana, quien no podía tener hijos, le imploró que no abortara, que le diera al bebé en adopción y le ofreció pagar los gastos del parto.

Dos días después que José Ángel Torres nació, fue entregado en Mexicali, Baja California, donde fue registrado como José Ángel Pagán, en memoria del abuelo paterno. Una vez en México, solo se cambió el apellido y desde entonces lo conocen como José Ángel Torres.

Torres y su nueva familia vivieron en Mexicali hasta 1967 y después cruzaron la frontera ilegalmente para vivir en Calipatria, California. Tras 54 años de vivir en el engaño y como “indocumentado”, Torres se enteró que sus verdaderos padres eran ciudadanos estadounidenses, como él.  

Tras una investigación de más de 10 años, por iglesias de Mexicali, hospitales y bibliotecas con registros públicos, dieron con el paradero de la madre biológica de Torres, Englentina Loya. Los otros familiares de Torres relataron que lo estuvieron buscando por varios años y que no solo tenía un hermano mayor, sino otras cinco medias hermanas. Contaron que habían pasado muchos veranos buscándolo en parques y en escuelas de preescolar de Calexico, cerca de la frontera con Mexicali. Con el paso de los años fueron perdiendo las esperanzas de volverlo a ver, de acuerdo a Univision.

Englentina Loya nunca volvió a ver a su hijo, ya que falleció a principios del 2017, pero en su testamento declaraba que Torres era su hijo y mostraba pruebas de ADN y declaró que el padre biológico de Torres era adicto a las drogas, lo secuestró y lo vendió en México.

Tras meses de lucha, Torres fue reconocido como ciudadano estadounidense en una ceremonia realizada en la oficina de USCIS en San Diego a principios de abril. “Ahora puedo ir a donde yo quiera” comentó Torres en una entrevista con Univision.

Torres planea viajar a San José para visitar a sus hermano el 4 de julio, la fecha en que se reencontraron por primera vez.




Como de película: Hombre es deportado 3 veces y descubre que es ciudadano estadounidense

Tras 54 años de vivir como “indocumentado”, Torres se enteró que sus verdaderos padres eran ciudadanos estadounidenses, como él.