Maradona agonizó por 12 horas y fue tratado por médicos ‘deficientes’

La junta médica judicial terminó con su investigación en torno a la muerte del futbolista argentino.

Diego Maradona

(NOTICIAS YA).- Diego Maradona agonizó 12 horas y el equipo médico tratante fue “deficiente, temerario e indiferente” ante la posibilidad de su fallecimiento, según un reporte de la junta médica encargada de investigar su muerte.

LEE: Investigan al médico que operó a Maradona por homicidio culposo

El exfutbolista argentino “no estaba en pleno uso de sus facultades mentales” y podría haber tenido más posibilidades de sobrevivir si hubiera estado internado en una clínica, concluyó la junta médica compuesta por 22 peritos (11 oficiales y 11 de parte) y que el lunes van a ser incorporadas formalmente a la investigación judicial por su deceso, confirmó el fiscal interviniente a CNN.

Cuestionamientos a la internación domiciliaria en la que el exfutbolista vivió sus últimos días; dudas sobre su estado psicológico para poder decidir de manera autónoma, y falta de atención a su patología cardíaca son algunos de los elementos que los investigadores analizan y que surgen del expediente al que accedió CNN a través de una fuente que forma parte de la causa.

La causa no tiene imputados formales pero siete personas han sido notificadas de que están siendo investigadas, aunque ellos deslindan responsabilidades.

En su primera conclusión señalan que “si bien resulta contrafáctico afirmar que Diego Armando Maradona no hubiese fallecido de haber contado con una internación adecuada, teniendo en cuenta el cuadro documentado en los días previos a su muerte, en un centro asistencial polivalente recibiendo una atención acorde a las buenas prácticas médicas, concordamos en que hubiese tenido más chances de sobrevida”.

La labor del equipo médico encabezado por el neurocirujano Leopoldo Luque y la psiquiatra Agustina Cosachov, fue duramente criticado por los peritos.

Además de calificar su actuar como “inadecuado, deficiente y temerario”, la junta afirma que se puede inferir “que el equipo médico tratante se representó cabal y acabadamente la posibilidad del resultado fatal respecto del paciente, siendo absolutamente indiferentes a esa cuestión, no modificando sus conductas y plan médico/asistencial trazado, manteniendo las omisiones perjudiciales precedentemente apuntadas, abandonando ‘a la suerte’ el estado de salud del paciente”.

maradona
Foto: Marcos Brindicci/Getty Images

LEE: Se entrega a la policía hombre que se tomó foto con cuerpo de Maradona

Sobre su relación profesional con Maradona, el doctor Luque declaró ante la Justicia en noviembre: “No se advierte en mi accionar haber actuado en forma negligente”. Y el abogado de Cosachov dijo a CNN en diciembre que su defendida “desde el punto de vista médico actuó con su mejor criterio”.

Los peritos también ratificaron las conclusiones de la autopsia que determinó como causa de muerte un “edema agudo de pulmón secundario a una insuficiencia cardíaca crónica reagudizada” y los estudios complementarios que no detectaron drogas ni alcohol en su organismo.

Pero sí remarcaron que Maradona sufrió una prolongada agonía. “Comenzó a morir, al menos, 12 horas antes de las 12:30 del día 25/11/2020, es decir, presentaba signos inequívocos de periodo agónico prolongado, por lo que concluimos que el paciente no fue debidamente controlado desde las 00:30 horas” de ese día.

En el mismo sentido, los peritos continúan: “Fueron ignorados los signos de riesgo de vida que presentaba el paciente” y mencionan un mensaje de audio enviado por el kinesiólogo Nicolás Taffarel al entorno de Maradona en el que decía: “La semana pasada les dije que había que levantarlo porque podía hacer un edema de pulmón”.

El informe sostiene que el exfutbolista “al menos desde su internación en [la clínica de la ciudad de La Plata], NO se encontraba en pleno uso de sus facultades mentales, ni en condiciones de tomar decisiones sobre su salud”.

Luego también se refiere a la supuesta “internación domiciliaria” que tuvo Maradona en esa casa en Tigre, en la zona norte de Buenos Aires, a partir del 11 de noviembre, cuando fue externado de la Clínica Olivos, y donde falleció dos semanas después.

Para la junta la internación domiciliaria “no fue tal, ya que no existieron los lineamientos mínimos de tal internación en un paciente de la pluripatología compleja que presentaba” Maradona.

Los peritos médicos también afirmaron que el servicio de enfermería en esa casa estaba “plagado de deficiencias e irregularidades”, que no hubo “correctos controles y asistencia” por parte de “médicos asistenciales” y “acompañantes terapéuticos”.

Por último, la junta médica se refirió a la medicación psiquiátrica prescrita a Maradona. Remarcaron que a pesar de estar “adecuada en dosis y posología para su trastorno tóxico frénico”, no se puede descartar “que esta medicación no haya influido en el desenlace fatal”, ya que “no se realizaron en los últimos 14 días previos al deceso, controles cardiológicos ni de laboratorio”.

Aunque todos los imputados se declaran inocentes, hasta el momento no han reaccionado a este informe, que deberá ser analizado por los fiscales intervinientes en el caso y definirán cómo continúa la investigación judicial.

Con información de CNN.

LEE: Estas fueron las últimas palabras de Diego Maradona antes de morir

 




Maradona agonizó por 12 horas y fue tratado por médicos ‘deficientes’

La junta médica judicial terminó con su investigación en torno a la muerte del futbolista argentino.