Descubren por qué algunas vacunas COVID-19 provocan coágulos de sangre

Tras los reportes de que algunas vacunas COVID-19 estaban relacionadas con raros coágulos de sangre, pero potencialmente mortales, científicos de todo el mundo iniciaron con sus propias investigaciones

Vacuna
Vacuna

(NOTICIAS YA).- Tras los reportes de que algunas vacunas COVID-19 estaban relacionadas con raros coágulos de sangre, pero potencialmente mortales, científicos de todo el mundo iniciaron con sus propias investigaciones para comprender qué los está provocando.

Durante las últimas semanas, y mientras la campaña de vacunación contra el virus de la pandemia avanza, varios países decidieron suspender el uso de las vacunas que fueron relacionadas con los coágulos de sangre, AstraZeneca y Johnson & Johnson.

“Comprender la causa es de suma importancia para las vacunas de la próxima generación, porque [el nuevo] coronavirus permanecerá con nosotros y es probable que la vacunación se convierta en estacional”, destacó Eric van Gorp, profesor de la Universidad Erasmus en los Países Bajos que encabeza a un grupo de científicos que estudian la enfermedad, de acuerdo con WSJ.

LEE: Vacuna COVID-19 de Pfizer puede almacenarse en refrigerador por más tiempo

Ante la urgencia de utilizar las vacunas, científicos del mundo se han unido para investigar lo qué ocurre con esas vacunas y los coágulos.

En Alemania se encuentra un experto en sangre que cree haber encontrado lo que esta desencadenando los coágulos de sangre en algunas personas que han recibido por lo menos una dosis de estas dos vacunas.

Andreas Greinacher, y su equipo de la Universidad de Greifswald, creen que las vacunas de vectores virales, que utilizan adenovirus, podrían estar causando una enfermedad autoinmune que como respuesta provoca los coágulos de sangre.

Greinacher destaca que esa reacción podría estar relacionada con proteínas y un conservante que ha encontrado en la vacuna de AstraZeneca.

El experto y su equipo encontraron más de 1 mil proteínas derivadas de células humanas en la vacuna de AstraZeneca, además de un conservante conocido como ácido etilendiaminotetraacético o EDTA.

LEE: Vacunas COVID-19 podrían estar alterando resultados de mamografías

La hipótesis de Greinacher es que el EDTA, que se encuentra comúnmente en medicamentos, contribuye a que esas proteínas se desvíen hacia el torrente sanguíneo en donde se unen a un componente llamado factor plaquetario 4, o PF4, activando la producción de anticuerpos.

Las vacunas ocasionan cierta inflamación, que combinada con los complejos PF4 podría engañar al sistema inmunológico haciéndole creer que el cuerpo ha sido infectado por bacterias, lo que a su vez desencadena un mecanismo de defensa, que si se sale de control provoca los coágulos, según detalla WSJ.

John Kelton, profesor de la Universidad McMaster en Canadá, replicó algunas de las investigaciones de Greinacher y confirmó sus hallazgos tras realizar pruebas a pacientes con síntomas de coagulación sanguínea después de recibir la vacuna.

LEE: No entres en pánico si tienes estos efectos secundarios de la vacuna COVID-19

Sin embargo, para él la causa no estaba clara y destaca que la hipótesis de Greinacher podría ser correcta, pero también estar equivocada.

Mientras tanto, Greinacher sigue trabajando para confirmar su teoría y obtener la cooperación de los fabricantes de vacunas. Él y su quipo solo han estudiado la vacuna de AstraZeneca y acaban de recibir  dosis de Johnson & Johnson para su análisis.

Hasta ahora, la coagulación se produce entre una de cada 28 mil y una de cada 100 mil entre millones de personas ya vacunadas, según datos europeos citados por el mismo medio.



Descubren por qué algunas vacunas COVID-19 provocan coágulos de sangre

Tras los reportes de que algunas vacunas COVID-19 estaban relacionadas con raros coágulos de sangre, pero potencialmente mortales, científicos de todo el mundo iniciaron con sus propias investigaciones