Líneas de ayuda contra la depresión y prevención del suicidio en los niños

Sentirse triste o desesperanzado en algunas ocasiones es parte de la vida de todos, pero cuando los sentimientos de miedo y tristeza son persistentes o extremos podrían deberse a ansiedad o depresión. 

AdobeStock

(NOTICIAS YA).-Muchos niños tienen miedos y preocupaciones; y es que sentirse triste o desesperanzado en algunas ocasiones es parte de la vida de todos los pequeños. Sin embargo, cuando los sentimientos de miedo y tristeza son persistentes o extremos podrían deberse a ansiedad o depresión, de acuerdo con información de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Los niños que son mentalmente sanos tienen una calidad de vida positiva y pueden desempeñarse bien en el hogar, la escuela y sus comunidades. Por otro lado, los trastornos mentales en los niños se describen como cambios serios en su forma habitual de aprender, comportarse o manejar las emociones, lo cual causa angustia y problemas en las actividades diarias.

Sin un diagnóstico temprano ni tratamiento, los niños con trastornos mentales pueden tener problemas en el hogar, en la escuela y para hacerse amigos.

Ángela Mora-Vargas, asistente vicepresidenta de Vibrant Emotional Health, advierte a los padres "estar pendiente a cualquier cambio radical en el comportamiento".

Entre los trastornos mentales más comunes que se pueden diagnosticar en la infancia se encuentran el déficit de atención / trastorno de hiperactividad (TDAH), ansiedad y trastornos del comportamiento.

CDC.

Los trastornos mentales también pueden interferir en su desarrollo saludable, causando problemas que pueden continuar cuando sean adultos.

Cuando el niño siente tristeza y desesperanza persistentes, puede que se diagnostique depresión. Algunos niños se sienten tristes o sin interés en las cosas que antes solían disfrutar, o se sienten indefensos o desesperanzados en situaciones en las que podrían hacer algo para cambiarlas.

De acuerdo con Mora, estos son algunos comportamientos que a menudo se observan en niños que están deprimidos:

  • Sentirse irritable la mayor parte del tiempo.
  • Tener sentimientos de frustración, inquietud y/o desesperanza.
  • Tristeza persistente.
  • Experimentar sentimientos de ansiedad o vacío.
  • Dificultad para prestar atención, concentrarse y tomar decisiones.
  • Cambios en los patrones de alimentación: comer mucho más o mucho menos de lo habitual.
  • Cambios en los patrones del sueño: dormir mucho más o mucho menos de lo normal.

El diagnóstico de un trastorno mental se hace a menudo durante los años escolares y a veces antes.

Cuando los niños no superan los miedos o cuando las preocupaciones son tantas que interfieren con las actividades escolares, en la casa o en el juego, puede que se diagnostique un trastorno de ansiedad. Citando a la agencia de salud, estos son ejemplos de los distintos tipos de trastornos de ansiedad:

  • Sentir miedo al estar separado de los padres (ansiedad de separación).
  • Sentir un miedo extremo acerca de una situación o algo específico, como los perros, insectos o ir al doctor (fobias).
  • Sentir mucho miedo de la escuela o de otros lugares donde haya personas (ansiedad social).
  • Estar muy preocupado por el futuro y acerca de que sucedan cosas malas (ansiedad general).
  • Presentar reiterados episodios de miedo intenso, repentino e inesperado, que se producen con síntomas como palpitaciones del corazón o dificultad para respirar, o sentirse mareado, tembloroso o sudoroso (trastorno de pánico).
  • La ansiedad puede presentarse en forma de miedo o preocupación, pero también puede hacer que los niños estén irritables y enfadados.

Los síntomas de la ansiedad también pueden incluir: problemas para dormir, además de síntomas físicos como fatiga, dolores de cabeza o dolores de estómago. Algunos niños ansiosos no comunican sus preocupaciones y, por lo tanto, los síntomas pueden pasar desapercibidos.

Las afecciones relacionadas incluyen el trastorno obsesivo-compulsivo y el trastorno por estrés postraumático.

Los síntomas de los trastornos mentales cambian con el tiempo a medida que el niño crece: "los estudiantes pueden tener poca motivación para seguir en la escuela, sentir fatiga emocional, tener distracción, dificultad en concentrarse; sentirse un poco deprimidos, aislados, una muy baja autoestima", explica Mayra Pérez González, gerente clínica de Vibrant Emotional Health sobre adolescentes y adultos con problemas de salud mental.

Los trastornos mentales infantiles se pueden tratar y controlar

Los padres y los médicos deben trabajar en estrecha colaboración con todas las personas que participen en el tratamiento del niño: maestros, entrenadores, terapeutas y otros integrantes de la familia.

Aprovechar todos los recursos disponibles ayudará a los padres, profesionales de la salud y educadores a guiar al niño hacia el éxito.

¿Necesita ayuda?

Existe un programa de ayuda de la organización Vibrant, llamado “The Fellowship Initiative”, que ayuda a estudiantes latinos y afroamericanos que vayan al colegio: "Muchas de las veces, los estudiantes latinos no solamente necesitan el apoyo emocional, sino también hay veces que necesitan recursos, ya sea de vivienda, ayuda para pagar algún tipo de recibo de la luz, del agua, cosas que son necesarias y esenciales para que continúen viviendo. A los estudiantes yo les proveo esa ayuda en nuestro programa", dijo Pérez. 

El programa es gratuito y está hecho para que los estudiantes puedan ir a una universidad: "Empezamos a trabajar con ellos en el grado 10, les ayudamos con su escuela, les proveemos cualquier tipo de ayuda necesaria, incluyendo terapia de la salud mental, y en el grado 12 es cuando ellos se van al colegio".

¿Te gustaría inscribir a tu hijo en “The Fellowship Initiative”? Estos son los requisitos:

  • No necesariamente tienen que mostrar algún tipo de documento legal.
  • Mostrar deseo de ir a la universidad.
  • Colaboración de los estudiantes y también de los padres.
  • Que compartan sus grados (calificaciones) para poder evaluar.

"Y si hay alguna necesidad de proveerle servicios de la salud mental, tutoría o algún otro recurso a la familia para que eso le ayude al estudiante a seguir aprovechando la escuela, estamos ahí para darle esos recursos", agregó la especialista. 

Recuerda que el diagnóstico temprano y los servicios adecuados para los niños y sus familias pueden lograr un cambio en la vida de los menores con trastornos mentales.

Líneas de ayuda

  • Visite el sitio web de Vibrant en www.vibrant.org. o comuníquese al 1-888-628-9454 si estás pasando por algún tipo de estrés; eso también incluye pensamientos suicidas.
  • Busque ayuda para encontrar tratamiento y atender el trastorno mental de su hijo, con esta herramienta de búsqueda de la Academia Estadounidense de Siquiatría Infantil y de Adolescentes (AACAP): Como Conseguir un Siquiatra de Niños y Adolescentes
  • Vea información por estado de los CDC, que describe las tarifas de los diferentes tipos de proveedores que pueden ofrecer servicios de salud conductual por condado:
  • https://www.cdc.gov/childrensmentalhealth/stateprofiles-providers.html
  • Septiembre es el mes Nacional de Prevención del Suicidio. Si tiene dificultades para sobrellevar la situación, hay muchas formas de obtener ayuda. Si alguien a quien conoce, se siente desesperado o no tiene motivo para vivir, llame al 1-888-628-9454 o visite https://bit.ly/2YMcCRR para obtener ayuda y apoyo.


Líneas de ayuda contra la depresión y prevención del suicidio en los niños

Sentirse triste o desesperanzado en algunas ocasiones es parte de la vida de todos, pero cuando los sentimientos de miedo y tristeza son persistentes o extremos podrían deberse a ansiedad o depresión.