Máquinas de votación de Maricopa deberán reemplazarse tras recuento

El recuento de los votos de noviembre en Arizona ha sido catalogado por las autoridades como un «engaño»

recuento arizona
(AP Photo/Matt York, Pool)

(NOTICIAS YA).- Las máquinas de votación que los republicanos en Arizona entregaron a empresas privadas como parte de su auditoría de las elecciones de 2020 ya no son seguras para su uso en futuras elecciones.

De acuerdo con NBC News, que tiene acceso a la carta enviada a los funcionarios del condado de Maricopa, la secretaria de Estado Katie Hobbs citó preocupaciones de seguridad respecto a la pérdida de la cadena de custodia del equipo cuando este fue entregado a los auditores.

En el documento, Hobbs también instó al condado a obtener nuevas máquinas.

Los republicanos del Senado estatal requirieron legalmente casi 400 de las máquinas electorales del condado de Maricopa, así como las boletas emitidas por los votantes en las elecciones de noviembre, para realizar una auditoría inusual de los resultados de las elecciones.

El Partido Republicano contrató a empresas privadas, lideradas por la compañía Cyber ​​Ninjas, con sede en Florida, para hacer el trabajo.

“Los funcionarios electorales no saben qué se les hizo a las máquinas mientras estaban bajo el control de Cyber ​​Ninjas”, escribió Hobbs en la carta dirigida a la Junta de Supervisores, de mayoría republicana y que supervisa las elecciones del condado.

LEE: Recuento de votos es una "farsa", dicen autoridades de Maricopa

La secretaria también indicó que su oficina consideraría descertificar el equipo involucrado en la auditoría, lo que sacaría a las máquinas de servicio.

“Desafortunadamente, después de la pérdida de la custodia física y el control, no existen métodos integrales para rehabilitar completamente el equipo comprometido o brindar la garantía adecuada de que su uso sea seguro”, escribió, de acuerdo con NBC.

El recuento ha causado polémica y las autoridades han cuestionado la legalidad del proceso, así como las intenciones de los republicanos de Arizona, quienes han pasado meses cuestionando la veracidad de la victoria del presidente Joe Biden en el estado e impulsando la mentira del expresidente Trump de que las elecciones le fueron “robadas”.

Cabe destacar que, antes de la auditoría, Arizona y el condado de Maricopa contrataron a dos empresas externas e independientes para revisar los resultados de las elecciones. Todas confirmaron que el sistema del condado funcionó correctamente.

LEE: Redadas migratorias de Arpaio costarán $200 millones a contribuyentes

Megan Gilbertson, vocera del Departamento de Elecciones del condado, dijo que 394 tabuladores se utilizaron en las elecciones generales, los cuales fueron requeridos legalmente por el Senado estatal.

No usaremos ninguno de los equipos devueltos a menos que el condado, el estado y el proveedor estén seguros de que no hay hardware o software malicioso instalado en esos dispositivos”, dijo Gilbertson.

Reemplazar las máquinas costaría millones de dólares, y los contribuyentes podrían tener que pagar la factura, destaca NBC News. El gasto más reciente del condado en cuanto a equipo electoral fue un contrato de 6.1 millones de dólares, celebrado en 2019 con la empresa Dominion. Sin embargo, no todo ese equipo se utilizó en las elecciones del año pasado, dijo Gilbertson.

LEE: Recuento de votos de Arizona viola leyes federales, advierte DOJ

Hobbs y la Junta de Supervisores del condado han criticado abiertamente la auditoría; el organismo incluso instó al Senado estatal a suspenderla, calificándola de “farsa”.

El presidente de la Junta, Jack Sellers, dijo el mes pasado que estaba preocupado por el costo de recertificar las máquinas electorales e indicó que el organismo requirió que el Senado aceptara pagar por cualquier daño a las máquinas antes de entregárselas, un acuerdo que firmó la presidenta del Senado, Karen Fann, el 20 de abril.

De una forma u otra, parece que el contribuyente va a pagar”, dijo Sellers entonces.

 

VIDEO RELACIONADO:



Máquinas de votación de Maricopa deberán reemplazarse tras recuento

El recuento de los votos de noviembre en Arizona ha sido catalogado por las autoridades como un "engaño"