Es posible que este año tampoco pueda realizar sus celebraciones

Los salones de eventos, floristerias e iglesias no dan abasto.

(NOTICIAS YA).-El 2020 llevó al borde del  fracaso a los organizadores de eventos

‘Casi estuvo cerrado todo el año y faltó poquitico para cerrar el negocio’, dice María Teresa García, propietaria de un salón de eventos.

Pero en el 2021 la preocupación es otra:

‘Pues ahora quisiera que hubiera más sábados en el mes’, dice entre risas Teresa mientras explica que la razón es que ‘toda la gente está buscando salones para sus fiestas que no pudieron realizarse el año pasado’.

Y aunque a la mayoría de las personas prefieren el sábado para hacer sus eventos, han tenido que ajustarse a la disponibilidad, pero incluso así, no ha sido suficiente.

‘Hemos estado rentando los domingos, algunos  los viernes, pero a varias se les ha dicho que no’, agrega Teresa.

Los salones de eventos están completamente ocupados  por lo menos hasta septiembre, por lo que la recomendación es que programe su fecha con suficiente  anticipación.

‘Dos o tres meses para que asegure su día sino van a batallar’, puntualiza.

Pero no solo los salones de eventos están batallando con la tormenta de bodas, quince años y todo tipo de celebraciones, las floristerías están enfrentando una escasez de productos.

‘Hay colores ahorita para las quinceañeras y bodas, colores especiales que piden y no  los he podido conseguir a veces’, cuenta Irma Cendejas, propietaria de una floristería.

Lo que no  solamente le  causará  estrés por no encontrar lo que busca, sino que también afectará su bolsillo.

‘Más cara porque como no tienen los colores y no ordenaron con tiempo me cuesta un poco más cara’, asegura Irma.

En las iglesias el panorama es el mismo, los sacerdotes no dan abasto y han tenido que programar varias misas los fines de semana.

‘Se han duplicado las celebraciones especialmente ahorita en el verano’, dice el padre Benito Hernández, párroco de la iglesia Nuestra Señora de Guadalupe.

Otro fenómeno que ha surgido es que el tiempo se detuvo para las quinceañeras quienes se quedaron por un año más en sus 15 primaveras.

‘Yo les digo, bueno, son sus 15 años, podemos decir que son sus ‘sweets 16’, pero no, son sus 15 años que estamos celebrando aun cuando estén cumpliendo ustedes 16 años’, agrega el padre Benito.

Según un reciente estudio se está experimentando  un aumento del 25% en las bodas en el 2021 y se  espera que alrededor del 47% de todas las bodas se celebren entre  julio y octubre.

 



Es posible que este año tampoco pueda realizar sus celebraciones

Los salones de eventos, floristerias e iglesias no dan abasto.