Vacunas de Pfizer y Moderna pueden producir inmunidad duradera, revela evidencia

Muchos de los que recibieron cualquiera de las vacunas, pueden no necesitar una vacuna de refuerzo.

(Photo by Alvaro Calvo/Government of Aragon via Getty Images)

(NOTICIAS YA).-Las vacunas Pfizer-BioNTech y Moderna COVID-19 generan una respuesta inmune que es fuerte y potencialmente duradera, así afirma un nuevo estudio publicado este lunes en la revista Nature.

Investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis, encontraron que ambas vacunas inducían una inmunidad fuerte y persistente a la COVID-19, de acuerdo con información de Fox 6.

EE.UU. envía a Perú 2 millones de dosis de vacuna Pfizer contra COVID

La evidencia sugiere que muchos de los que ya han recibido cualquiera de las vacunas pueden no necesitar una vacuna de refuerzo.

Pero hay una condición.

Esto será siempre que la coronavirus y sus variantes no evolucionen significativamente y hagan que las vacunas sean ineficaces.

¿La razón de esta evidencia? Tanto Pfizer como Moderna se desarrollaron con tecnología de ARNm, que da instrucciones al cuerpo para construir y liberar proteínas extrañas, como la que se encuentra en el SARS-CoV-2 que causa la COVID-19.

Los resultados del estudio revelaron que, casi cuatro meses después de recibir la primera dosis, todavía se estaban produciendo células inmunes para combatir el virus, añadió el medio de noticias.

Estados Unidos compra 500 millones de dosis de vacuna Pfizer para donar

"Descubrimos que los centros germinales seguían funcionando bien 15 semanas después de la primera dosis de la vacuna", dijo el autor principal del estudio, Ali Ellebedy, PhD, profesor asociado de patología e inmunología en la Universidad de Washington.

 "Todavía estamos monitoreando los centros germinales, y no están disminuyendo; en algunas personas, todavía están en curso. Esto es realmente notable", explicó.

Según la universidad, los centros germinales, que se forman a partir de una infección natural o una vacuna, son como "campos de entrenamiento para células inmunes" donde se entrena a células sin experiencia para reconocer mejor al enemigo y afilar las armas.

El estudio involucró a 41 participantes, y la evidencia encontró que a las 15 semanas después de la primera dosis, ocho de cada 10 personas todavía tenían centros germinales detectables que contenían las células B dirigidas al virus, según el estudio.

"El hecho de que las reacciones continuaron durante casi cuatro meses después de la vacunación, es una muy, muy buena señal", dijo Ellebedy al New York Times. Añadió que los centros germinales suelen alcanzar su punto máximo una o dos semanas después de la vacunación y luego disminuyen.

Biden donará 55 millones de vacunas COVID-19 a estos países

Los científicos no comprenden completamente por qué algunas vacunas inducen una protección que dura toda la vida, mientras que otras requieren inyecciones de refuerzo regulares. Pero muchos han sospechado que la diferencia puede deberse a la calidad de los centros germinales provocados por diferentes vacunas.

Citando a la fuente, esto fue lo que las muestras de sangre de los 41 participantes revelaron:

  • En las personas que no estaban previamente infectadas con el coronavirus, los niveles de anticuerpos aumentaron lentamente después de la primera dosis y alcanzaron su punto máximo una semana después de la segunda.
  • Las personas que previamente habían sido infectadas ya tenían anticuerpos en la sangre antes de la primera dosis. Sus niveles aumentaron rápidamente después de la primera dosis y alcanzaron un pico más alto que los niveles de los participantes no infectados, dijeron los investigadores.


Vacunas de Pfizer y Moderna pueden producir inmunidad duradera, revela evidencia

Muchos de los que recibieron cualquiera de las vacunas, pueden no necesitar una vacuna de refuerzo.