Joven relata cómo luchó por su vida tras picadura de araña

Una adolescente de 18 años sufrió la mordedura mientras pasaba sus vacaciones en Gales, Reino Unido.

Falsa viuda negra
Gareth Fuller/PA Images via Getty Images

(NOTICIAS YA).- Una adolescente de 18 años casi muere después de ser mordida por una araña falsa viuda mientras dormía en Gales, Reino Unido.

Abby Tannetta estaba de vacaciones en un complejo de parques de caravanas en Cardigan, Gales Occidental, con una amiga para celebrar el final de sus estudios de secundaria. Tannetta había estado en el complejo muchas veces antes, ya que sus padres tienen un remolque allí.

Pero en la primera noche de sus vacaciones, el 26 de mayo, se despertó con dolor debajo del brazo y vio una araña en su cama. "Me desperté con un dolor agudo que me despertó de mi sueño, miré a mi lado y solo vi esta araña gigante huyendo de la cama", dijo la adolescente.

"Me dolía mucho y empeoró. Se hizo más grande, estaba muy rojo, me picaba y me dolía tanto que no podía mover el brazo ni dormir de lado".

Después de salir corriendo de la habitación, Tannetta  volvió a entrar pero no pudo encontrar a la araña y estaba demasiado asustada para dormir en su habitación esa noche. Más tarde logró atrapar al insecto en un recipiente de plástico y le tomó una foto, y cree que podría ser una araña falsa viuda.

La joven dijo que se sentía "mareada y débil" y su ritmo cardíaco acelerado. El bulto debajo de su brazo también había crecido hasta el "tamaño de una pelota de golf".

Tannetta tomó antihistamínicos para combatir una infección por la picadura, pero el bulto siguió creciendo y se volvió más doloroso. Tres días después, fue al médico y le administraron antibióticos.

Los médicos le indicaron que fuera a la sala de emergencias si comenzaba a salir pus de la herida, cosa que sucedió dos días después. En la sala de emergencias, le dijeron a Tannetta que necesitaba cirugía o, de lo contrario, la herida podría causar sepsis, es decir, una complicación potencialmente mortal de la infección.

Bajo anestesia general, los médicos extrajeron el bulto y drenaron el área infectada. La joven regresó a casa al día siguiente y una enfermera le ha curado la herida todos los días desde entonces.

"Ha sido difícil. He tenido mucho dolor mientras me recuperaba. El dolor es mucho mejor ahora. Después de la cirugía, me sentí como si me hubieran apuñalado, pero ahora se ha calmado y me en cambio, me siento incómodo", dijo Tannetta.

Según el Museo de Historia Natural, en Londres, "las viudas falsas no son las arañas mortales que a veces se cree que son. Aunque son venenosas, el veneno no es particularmente potente".

El Museo explica que el dolor de la mordedura rara vez dura más de 24 horas, y que "los efectos secundarios extremos experimentados son probablemente el resultado de una infección secundaria, probablemente bacteriana, si la herida no se mantiene limpia".



Joven relata cómo luchó por su vida tras picadura de araña

Una adolescente de 18 años sufrió la mordedura mientras pasaba sus vacaciones en Gales, Reino Unido.