Puerto Rico participa en estudio de vacunas experimentales para prevención del VIH

El estudio está previsto a extenderse por los próximos dos años y se espera que 3,800 voluntarios participen del mismo.

Thinkstock

(NOTICIAS YA).- En las cuatro décadas transcurridas desde que se documentaron los primeros casos de lo que llegaría a conocerse como SIDA (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida), la ciencia ha hecho grandes avances en el tratamiento del VIH, transformando lo que alguna vez fue una sentencia de muerte en una condición manejable y prevenible.

Sin embargo, los esfuerzos en la búsqueda por erradicar la infección a nivel mundial continúan mirando hacia una vacuna, la cual se cree está cada vez más cerca.

Según Irma Febo-Rodríguez, pediatra especialista en VIH, hoy en día, el virus de la inmunodeficiencia humana "es la pandemia olvidada que ha pasado a segundo plano por ser manejable y tratable. Se ha logrado controlar y mantener como enfermedad crónica con tratamientos efectivos. Pero aún hay millones de personas en el mundo contagiándose y sigue siendo un problema de salud pública”.

Se estima que más de 32 millones de personas han muerto en todo el mundo debido al SIDA y otras 38 millones conviven con el VIH que causa la enfermedad, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

"Actualmente tenemos vacunas más avanzadas que están en la tercera fase de investigación y estudios para probar si en verdad pueden prevenir el VIH”, agregó Febo-Rodríguez en entrevista a medios de Puerto Rico.

La especialista explicó que se trata de Ad26 y gp140, diseñadas para indicarle al cuerpo que produzca proteínas similares a las que se encuentran en la superficie del VIH para desarrollar anticuerpos.

Las mismas, no están elaboradas a partir del VIH vivo, del VIH muerto ni de células humanas infectadas con el virus, por lo que tampoco pueden provocar una infección por VIH ni el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA).

“La proteína gp140 de clado C se elabora de tal manera que se parece a una proteína del VIH que se encuentra con más frecuencia en África del sur. La vacuna gp140 mosaico se elabora de tal manera que se parece a una combinación de varias proteínas diferentes del VIH que se encuentran en todo el mundo”, dijo el infectólogo Jorge Santana.

El especialista agregó que "el sistema inmunológico del cuerpo puede responder a estas proteínas, reconocer las mismas proteínas en el VIH y combatir el virus si una persona se expone a él en el futuro".

Avances en estudio histórico

Los doctores Febo-Rodríguez y Santana serán los investigadores locales a cargo del estudio Mosaico de vacunas experimentales para el VIH -que inició en 2019- y en el cual Puerto Rico estará participando a través del Proyecto GAMMA y el Proyecto ACTU del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR).

Para participar en la investigación, que busca reunir 3,800 voluntarios, la persona debe ser hombre cisgénero o una persona transgénero que tenga relaciones sexuales con hombres cisgénero o con personas transgénero.

Debe tener entre 18 y 60 años de edad, no estar infectado con el VIH y haber decidido no usar profilaxis previa a la exposición (PrEP) para prevenir la infección por VIH. También, no puede estar tomando medicamentos que supriman el sistema inmunológico.

Los voluntarios pueden tener condiciones comórbidas (diabetes, alta presión, colesterol alto) y deben estar vacunados contra covid-19.

“El interés de este estudio es desde el punto de vista preventivo. Así que la vacuna es para personas que están dentro de las poblaciones de riesgo, no tienen VIH y quieren protegerse del virus”, explicó la doctora Febo-Rodríguez.

Entre los últimos siete y ocho años, la incidencia de casos de Puerto Rico pasí de 1,100 a 300 y 400 anuales. La incidencia y prevalencia refleja que adultos heterosexuales y usuarios de drogas endovenosas -que en muchas partes del mundo mantenían los números de contagio elevados- han bajado significativamente.

Por ello que, explicó el doctor Santana, la vacuna se va a circunscribir a poblaciones en riesgo como hombres teniendo sexo con otros hombres y transgéneros, que en muchos países están causando el mayor número de casos diagnosticados.

El experto destacó que hace más de 20 años que se están haciendo ensayos e investigaciones para vacunas preventivas y terapéuticas. “Con esta nueva vacuna existe mucho entusiasmo porque la metodología de preparación es distinta a las anteriores. Ese hecho ha despertado el interés de muchos. La data preclínica es interesante y la formulación es algo nuevo por lo que estamos esperanzados de que sea un avance mayor”, agregó.

Estudio se realiza junto a casi una decena de países

Los doctores resaltaron que las Ad26 y gp140, son las primeras en realizarse junto a casi una decena de países. Desde noviembre de 2019, cuando se inició el estudio Mosaico, se han incluido participantes de Argentina, Brasil, México, Perú, Italia, Polonia, España, y Estados Unidos.

“Nos enorgullece ser parte de un esfuerzo mundial para lograr una vacuna que pueda usarse en el mundo entero”, manifestó la doctora Febo-Rodríguez, quien realiza estudios de prevención en el Departamento de Pediatría en la Escuela de Medicina y dirige el Proyecto GAMMA del RCM.

Las investigaciones del estudio Mosaico tendrán una duración aproximada de dos años y medio. Los participantes del estudio recibirán tres dosis de la vacuna en el primer semestre del estudio y una cuarta dosis en los siguientes seis meses. Luego estarán en observación por año y medio.

Según dijeron los especialistas, hasta el momento han percibido mucho interés en las personas para conocer la vacuna por lo que se espera terminar los reclutamientos de voluntarios a finales de este año, para obtener los resultados entre 2023 o 2024.

Los investigadores han habilitado los números 787-424-3436 y 787-767-9195 para dar más información al respecto.



Puerto Rico participa en estudio de vacunas experimentales para prevención del VIH

El estudio está previsto a extenderse por los próximos dos años y se espera que 3,800 voluntarios participen del mismo.