Ya había cruzado la frontera y al estar en tierra estadounidense algo hizo que sus sueños cambiaran radicalmente

Siempre pensó que abordar el tren, mejor conocido como “La Bestia” era el reto más grande al que se enfrentaría

AFP via Getty Images/Archivo

Por querer cumplir su sueño americano, Joaquín Hernández originario de República de El Salvador se encuentra hospitalizado después de haber sufrido un accidente automovilístico.

Hernández un  hombre más que buscaba tener una mejor vida se enfrentó a un duro golpe al llegar a Estados Unidos. Dejando toda su vida y a sus seres queridos atrás, hoy puede contar lo que vivió y agradece estar vivo.

“Dios me ha dado unos días más  porque por medio de que no me quitó la vida, tengo que darle gracias a Dios” así lo expresa Hernández  al recordar que para llegar a la frontera norte de México tuvo que pagar la cantidad de $5,000.- dólares, las personas a las que se les dio el dinero prometieron  pasarlo a los Estados Unidos cruzando el Río Bravo, situación que siempre representa  un riesgo grande ya que las fuertes corrientes que se hacen han acabado con la vida de miles de personas que se arriesgan a cruzar el río y se ahogan en el intento.

Afortunadamente para Joaquín Hernández y el grupo con los que viajaba  guiados por un traficante de personas pudieron lograr sin tanto peligro llegar a territorio, una vez que habían llegado recibieron instrucciones de esperar ya que una camioneta los recogería para llevarlos al interior del país.

Hernández  solo recuerda que todos muy ordenados y en silencio obedecieron, cuando llegó la camioneta todos subieron, se acomodar y sintió cuando arrancaron y empezaron a circular,  cuando despertó se encontró acostado en la cama de un hospital.

Ha pasado casi una semana de que la camioneta volcó en un área rural muy cerca de la ciudad de Laredo y aún  se esta recuperando de las lesiones que sufrió en el accidente.

Joaquín siempre pensó que abordar el tren, mejor conocido como “La Bestia” era el ret más grande al que se enfrentaría, sin contar el riesgo que implica enfrentarse a la delincuencia organizada. Hernández no puede creer haber logrado llegar a Estados Unidos y haber vencido todos los retos y peligros en su trayecto y aquí, justo aquí haya sufrido un accidente que hace que sea regresado a su país.

Joaquín esta en espera de que ser procesado para su deportación, las autoridades de su país ya tienen conocimiento de su caso para poder ayudarlo en lo que necesite para el trámite de su regreso a casa.

 



Ya había cruzado la frontera y al estar en tierra estadounidense algo hizo que sus sueños cambiaran radicalmente

Siempre pensó que abordar el tren, mejor conocido como “La Bestia” era el reto más grande al que se enfrentaría