Pacientes ya no recibirán facturas médicas sorpresivas bajo nueva regla

El gobierno de Biden emitió una regla para proteger a los pacientes que reciben atención médica fuera de la red de su seguro médico.

Signo de sala de Emergencia

(POLÍTICA YA). – Esas cuantiosas y sorpresivas facturas médicas por tratamientos de emergencia de proveedores fuera de la red del seguro de salud ya no podrán ser presentadas a los pacientes, según una nueva regla del gobierno del presidente Joe Biden.

La regla, emitida este jueves por el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS), es la primera norma del gobierno para cumplir con la Ley No Sorpresas aprobada por el Congreso en diciembre de 2020, que busca proteger a los pacientes de recibir facturas médicas mayores cuando, sin saberlo, son tratados por un médico, laboratorio u otro tipo de proveedor fuera de la red.

El expresidente Donald Trump firmó la legislación después de mucho cabildeo por parte de aseguradoras y proveedores.

Sujeto a un período de comentarios de 60 días, la regla es la primera de varias que efectuará el gobierno de Biden para implementar la ley.

"Ningún paciente debe renunciar a la atención por temor a una facturación sorpresa"

Según la regla, los pacientes serían responsables solo de su costo compartido dentro de la red tanto para emergencias como para ciertas situaciones que no son emergencias en las que no pueden elegir proveedores dentro de la red.

La regulación, que se aplica a quienes tienen planes de seguro de mercado individuales y basados ​​en el trabajo, también cubre la atención que no es de emergencia de proveedores fuera de la red en instalaciones dentro de la red, como un anestesiólogo fuera de la red que trabaja con un médico dentro de la red.

Se aplica a los servicios de ambulancia aérea de proveedores fuera de la red, pero los servicios de ambulancia terrestre no están cubiertos.

Si un paciente elige ver a proveedores fuera de la red, se le prohibirá facturar al paciente el saldo a menos que haya proporcionado un aviso del estado de su red y una estimación de los cargos, generalmente con 72 horas de anticipación. El paciente también tendría que dar su consentimiento para recibir atención fuera de la red que podría costarle más. La regla proporciona una plantilla que los proveedores pueden utilizar.

"Ningún paciente debe renunciar a la atención por temor a una facturación sorpresa", dijo el secretario de Salud y Servicios Humanos Xavier Becerra, y agregó que esta ley marcará una gran diferencia en la vida de millones de estadounidenses. "El seguro médico debe ofrecer a los pacientes la tranquilidad de que no tendrán que cargar con costos inesperados".

Las facturas médicas sorpresivas pueden ascender a millones cada año, y son una preocupación importante para muchos pacientes.

Se estima que 1 de cada 5 reclamos de emergencia y 1 de cada 6 hospitalizaciones dentro de la red incluyen al menos una factura fuera de la red, según la fundación Kaiser Family. Pueden sumar cientos o miles de dólares.

 

 

 



Pacientes ya no recibirán facturas médicas sorpresivas bajo nueva regla

El gobierno de Biden emitió una regla para proteger a los pacientes que reciben atención médica fuera de la red de su seguro médico.