Crónica de una tragedia anunciada

Se conocía del deterioro de una de las torres desde octubre del 2018.