Migrantes haitianos del campamento de El Chaparral reaccionan ante el asesinato del presidente

A pesar de que muchos haitianos tienen incluso grados de maestría, por ahora tienen que vender dulces y cortar cabello para enviar dinero a sus familias.

(NOTICIAS YA).-La gran comunidad de migrantes haitianos que se encuentran en el campamento de El Chaparral, en México, reaccionan ante el asesinato del presidente de Haití en su propio hogar.

Cierran aeropuerto de Haití tras asesinato del presidente

La inseguridad en su natal Haití, son una de las razones por las que haitianos dejan la isla, dicen que el asesinato del presidente Jovenel Moise, es el claro ejemplo de que nadie está a salvo.

A las defunciones por COVID-19, se le suman las muertes violentas por bandas armadas que impunemente siembran terror con secuestros, violaciones y hasta el incendio de casas de civiles.

"Desde antes de su muerte, hubo bastantes asesinatos de gente de la oposición, en total murieron 150 personas este año y también personas secuestradas.” Comentó Wilner Metelus.

Otro de los factores detrás del éxodo de haitianos, es la pobreza. El 60 por ciento de la población sobrevive con menos de dos dólares al día, alrededor de 65 dólares al mes.

Esas circunstancias, obligaron a Makinson a terminar su carrera de derecho y migrar hacia Tijuana. Dormir en casas de campaña, dicen es mejor que dormir a la intemperie.

A pesar de que muchos haitianos tienen incluso grados de maestría, por ahora tienen que vender dulces y cortar cabello para enviar dinero a sus familias.

“Aquí la mayoría somos profesionales y en nuestro país no hay oportunidad, aunque uno termina su carrera y sigue estando sin empleo, por eso uno quiere salir para buscar oportunidad para poder trabajar” Dijo Makinson Augustave, migrante haitiano

"De las cerca de 2 mil personas que hay concentradas en el campamento de El Chaparral, cerca de 600 son migrantes haitianos que estarían considerando traer a sus familiares a este punto de la frontera.

Tras conocer la crisis de inseguridad, jefes de familia buscarán juntar 8 mil dólares para traer lo que les queda de familia.

“Mandar mil, mil 200, poquito porque no ganas más aquí, yo quiero brincar al otro lado porque para ayudar a mi familia, no tengo mamá, no tengo papá.” Dijo un migrante haitiano.



Migrantes haitianos del campamento de El Chaparral reaccionan ante el asesinato del presidente

A pesar de que muchos haitianos tienen incluso grados de maestría, por ahora tienen que vender dulces y cortar cabello para enviar dinero a sus familias.