Demandas de Trump a Facebook, Twitter, y YouTube, ¿para qué sirven?

Expertos legales consideran que estos son casos frívolos y que probablemente serán desestimados por las cortes.

Michael M. Santiago/Getty Images

(POLÍTICA YA). – Las demandas de Donald Trump contra Facebook, Twitter y YouTube, que alegan que las expulsiones del expresidente de sus plataformas constituyen una violación de la Primera Enmienda, son un nuevo recurso para distraer de parte del antiguo mandatario.

Trump Demanda A Facebook, Twitter Y YouTube

Por la forma en que están formuladas, las acciones legales tienen pocas posibilidades de avanzar en las cortes, opinaron expertos legales.

Expertos de la industria rápidamente desestimaron las tres demandas. El Instituto Knight de la Primera Enmienda de la Universidad de Columbia las calificó como "un truco" de parte del exmandatario.

Esto es porque Trump tiene una larga historia de casos falsos que no llegan a ninguna parte.

Como señala Philip Bump del diario The Washington Post, durante los últimos 30 años, Trump, sus campañas políticas y la Organización Trump han presentado más de 4,000 demandas, la mayoría relacionadas con su actividad comercial antes de postularse para la presidencia.

Trump y sus aliados presentaron decenas de demandas en un esfuerzo por impugnar los resultados de las elecciones de 2020. Todas fracasaron.

LA GRAN MENTIRA

Facebook, Google (que posee YouTube) y Twitter suspendieron las cuentas de Trump en sus plataformas después de que él usó las redes sociales para difundir la Gran Mentira sobre las elecciones de 2020 e incitó a una turba de sus seguidores a asaltar el Capitolio el 6 de enero.

Los casos que presentaron los abogados de Trump contra las tres gigantes tecnológicas parecen improvisados de manera amateur, y, a juicio de los expertos, con ridículos argumentos y afirmaciones.

El expresidente pidió a la corte que revoque la Sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones, que protege a las plataformas tecnológicas de demandas por el contenido que publican sus usuarios.

La demanda califica las protecciones como una "delegación de autoridad inconstitucional" y dice que las empresas violaron su derecho a la libertad de expresión al eliminar sus cuentas.

Pero las empresas de redes sociales no son agencias gubernamentales y, por lo tanto, tienen sus propios derechos de la Primera Enmienda para ejecutar sus plataformas cuando lo consideren necesario.

DEMANDA A FACEBOOK

En la demanda de Facebook, por ejemplo, los abogados de Trump, uno de los cuales incluyó la dirección de su casa en la presentación que se publicó rápidamente en Internet, esencialmente afirman que la empresa privada es una entidad gubernamental de facto.

Junta De Supervisión De Facebook Confirma Suspensión De Trump

Además, reconocen que Trump aceptó las restricciones de Facebook cuando se registró como usuario, pero se quejan de que no tuvo más remedio que aceptar los límites de la empresa.

Poco después de presentar las demandas, ya Trump las estaba utilizando como una forma de recaudar fondos de sus seguidores.

Las demandas también son una distracción conveniente de la investigación en curso del estado de Nueva York sobre el presunto fraude fiscal de su empresa.



Demandas de Trump a Facebook, Twitter, y YouTube, ¿para qué sirven?

Expertos legales consideran que estos son casos frívolos y que probablemente serán desestimados por las cortes.