Según estudio de Israel, vacuna de Pfizer es mucho menos eficaz contra Delta

Los datos y la investigación que cubren la efectividad de las vacunas contra la variante Delta son aún nuevos y, en algunos casos, incompletos.

Enfermera aplicando la vacuna de Pfizer en Long Beach, Califoria
Francine Orr / Los Angeles Times via Getty Images

(NOTICIAS YA).- La vacuna de BioNTech/Pfizer es menos eficaz para frenar la propagación de la variante Delta que las anteriores cepas de coronavirus, según un estudio preliminar del Ministerio de Sanidad de Israel reproducido esta semana por el Financial Times.

Los datos recogidos durante el último mes sugieren que las dos dosis de la vacuna tienen una eficacia del 64% para prevenir la infección entre las personas totalmente inoculadas, según la institución, es decir, mucho más bajo que las estimaciones anteriores de casi el 90%.

La vacuna parece tener una efectividad de 93% para prevenir enfermedades graves y hospitalizaciones, muestran los datos, aunque esto también es ligeramente más bajo de lo que sugirieron estudios anteriores y para otras variantes.

La firma de biotecnología Moderna, que se basa en el mismo tipo de tecnología que la vacuna de Pfizer, informó que su vacuna sigue siendo efectiva contra la variante Delta y que las muestras de sangre de individuos completamente vacunados muestran solo una “modesta reducción” en los anticuerpos.

Los primeros estudios indican que la vacuna Johnson & Johnson -la tercera autorizada para su uso en Estados Unidos- también es eficaz contra la variante y genera inmunidad que dura al menos ocho meses, refirió la compañía.

Ver: Personas no vacunadas pueden convertirse en caldo de cultivo para variantes COVID

Las investigaciones del Reino Unido, donde Delta representa casi todos los casos nuevos de COVID-19, revelaron que la vacuna AstraZeneca es aproximadamente un 60% efectiva para prevenir la enfermedad sintomática y cerca de un 90% efectiva para prevenir la hospitalización, una caída modesta respecto a la variante Alpha que previamente dominaba los casos en ese país.

En las vacunas que requieren dos inyecciones, excepto Johnson & Johnson que es de una sola inyección, la investigación indica consistentemente un nivel mucho más bajo de protección con una sola inyección, lo que subraya las peticiones de los funcionarios de salud pública para que los estadounidenses se vacunen.

Los datos y la investigación que cubren la efectividad de las vacunas contra Delta son aún nuevos y, en algunos casos, incompletos, algo que refleja la velocidad a la que Delta se ha extendido.

Para el caso, el Ministerio de Salud de Israel no ha revelado los datos o la metodología que utilizó para obtener sus resultados y los estudios de Moderna y Johnson & Johnson solo analizaron cómo se comportaron las muestras de sangre de un número muy pequeño de personas en un entorno de laboratorio.

Ver: Hombre vacunado contra COVID-19 está gravemente hospitalizado con DELTA

Por ello, hasta que no se recopilen más datos de forma transparente y verificable, las cifras y los resultados no deben considerarse concluyentes. Es probable que el Reino Unido sea una fuente invaluable de información para otros países que se enfrentan a la variante, ya que se enfrenta a una nueva ola de casos impulsada casi en su totalidad por Delta, especialmente mientras se prepara para levantar todas las restricciones pandémicas.

Los expertos en salud, incluidos los de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), creen que es probable que la variante Delta se convierta en la cepa dominante en países como Estados Unidos y México.

Ya representa alrededor de uno de cada cuatro casos de COVID-19 en Estados Unidos, según los CDC, y en México ya se detecto su crecimiento en Ciudad de México y Baja California Sur, el país ya tiene 47.73 millones de vacunas aplicadas con al menos una dosis contra el coronavirus.

Delta también y ya es la forma dominante de la virus en dos regiones que mide la agencia (que representan alrededor del 50-60% de los casos en un área que cubre Iowa, Kansas, Missouri, Nebraska, Colorado, Montana, Dakota del Norte, Dakota del Sur, Utah y Wyoming).

La mayoría de las compañías farmacéuticas, incluidas AstraZeneca, Pfizer y Moderna, ya están trabajando en inyecciones de refuerzo de COVID-19, que podrían aumentar la inmunidad que se desvanece con el tiempo y brindar protección adicional contra nuevas variantes del virus.

Todavía no está claro cuándo podría ser necesario un refuerzo. También hay una serie de ensayos que exploran qué vacuna debe usarse como refuerzo y si sería más efectivo “mezclar y combinar” diferentes tipos de vacunas.



Según estudio de Israel, vacuna de Pfizer es mucho menos eficaz contra Delta

Los datos y la investigación que cubren la efectividad de las vacunas contra la variante Delta son aún nuevos y, en algunos casos, incompletos.